El gremio municipal pide cambios para fijar los sueldos políticos

El secretario general del sindicato explicó que tienen conocimiento de la ordenanza sobre el sistema para establecer salarios de funcionarios y concejales.
Pero solicitó que sea modificada. Señaló que los ingresos que perciben políticos "no deja de producir cierta indignación" y consideró necesario buscar "un grado de equidad"

Luego que este diario publicara en su edición del miércoles los haberes básicos de funcionarios y concejales, el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Carlos Otero, pidió que se modifique la modalidad que se aplica para fijar los sueldos políticos. En un diálogo con LA VOZ DEL PUEBLO, el dirigente gremial admitió que los ingresos se ajustan a una ordenanza, pero solicitó cambios porque "de la forma en que está planteado la brecha va a ser cada vez mayor y mayor la indignación del trabajador". Además informó los salarios básicos, junto al monto por refrigerio y otras bonificaciones que percibe el personal municipal en las distintas categorías (ver cuadro adjunto).

"No deja de producir cierta indignación de parte de los compañeros", expresó respecto a la nueva escala de sueldos en cargos ejecutivos y de los concejales. Sostuvo que "es cierto que sabíamos que luego del conflicto, las mejoras para los trabajadores se iban a reflejar a partir de enero en lo que perciben los funcionarios. Sabemos que lo establece una ordenanza, pedimos que a partir de aquí sea modificada; no puede ser que la brecha sea tan extensa con los trabajadores". Y subrayó: "Máxime cuando te dicen no hay plata, al observar lo que perciben los funcionarios produce mucha indignación".

En este sentido, planteó evaluar alternativas que brinden "un grado de equidad" y afirmó que "el que pone el lomo y pone la lucha para lograr un aumento es el trabajador y es como que el funcionario percibe eso de arriba". Recordó que en el conflicto que en 2008 se registró entre el gremio y el gobierno municipal, "plantear una suma de 200 pesos nos costó un mes de lucha. Después tuvimos condicionamientos, sectores en que no se hicieron más horas extras, sufrimos bastante. Un reclamo de un mes se reflejó mínimamente en el salario del trabajador y vemos la manera en que se está reflejando en los sueldos de carácter político. Es fuera de lugar, existe esa ordenanza pero también es cierto que puede ser modificada".

Entre otras apreciaciones, aseveró que se trata de una situación que "también indigna porque remarcan que es un año difícil, que hay que cuidar el dinero". Otero expresó que "no discutimos el sueldo del intendente, no nos fijamos; miramos para abajo y el ingreso del trabajador debe ser digno, hoy lamentablemente no alcanza, es la realidad".

Avances

En el acta acuerdo que se suscribió el año pasado en el Ministerio de Trabajo, que permitió poner fin al reclamo de los municipales, se estableció incorporar desde el 1º de febrero al sueldo básico una suma que los trabajadores están recibiendo de modo no remunerativo. "Se va a hacer efectivo como estaba previsto y se apreciará al cobrar los haberes en los primeros días de marzo. Esto también repercute en el salario de los compañeros jubilados", explicó.

Otro de los puntos acordados consistió en que "aquellos compañeros que estaban en planta temporaria sean pasados a planta permanente, quienes se encontraban de manera interina cubriendo una categoría sean confirmados y quienes cambiaron de categoría también reciban una confirmación". Desde el 1º de diciembre, mediante una comisión designada especialmente, este logro abarcó a 34 empleados; "se va a seguir desarrollando mes a mes, estimo que estaremos en condiciones de regularizar todos los casos hacia mediados de año", indicó.

Pauta

El presupuesto municipal del presente año se realizó con "una moderada pauta de incremento salarial de 10 por ciento, que deberá ser distribuida a lo largo del año". Otero señaló que es un porcentual insuficiente, por entender que "ya en 2008 empezamos a percibir un deterioro salarial significativo. Por esta crisis y todo lo que se está palpando, el desfasaje va a ser mayor que un 10 por ciento, los gremios en general van a solicitar aumentos superiores a ese margen".

Hizo referencia a la reunión que se concretó el 30 de diciembre con el intendente Carlos Sánchez, con el compromiso de retomar las conversaciones en la segunda quincena de febrero "para determinar la política salarial a seguir durante este año. No sólo pensamos en los aumentos de sueldos sino en reajustar algunos ítems como títulos, presentismo; el intendente estuvo de acuerdo en ese punto. Tenemos una expectativa, creemos que se debe llegar por lo menos a un sueldo digno".

El secretario general del sindicato mencionó que el pedido de una suma fija presentado en diciembre último fue negado. "Nos contestaron que no había plata. Consideramos que de existir un superávit tendría que ser volcado netamente al aumento salarial de los trabajadores, es una manera mínima de retribuir el esmero, la atención y el compromiso que ponen", afirmó. En el cierre de la entrevista, opinó que así se dará reconocimiento además al contribuyente; "la Municipalidad debe brindar servicios para que la gente le pague. Más allá que la gestión de Sánchez es muy buena, también está lo más elemental que es el trabajador que cumple con su tarea", concluyó.

Comentá la nota