El gremio de los gastronómicos levantó el paro.

La medida regirá por los próximos diez días, pero el conflicto continúa en comedores de fábricas, hospitales y colegios. Reclaman a las cámaras empresarias un aumento salarial.
El gremio gastronómico levantó hoy el paro que pretendía realizar durante este fin de semana largo en hoteles y restaurantes ante la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, medida que regirá desde esta medianoche.

"El gremio gastronómico está obligado a levantar por diez días el paro en hoteles y restaurantes pero sigue el conflicto en comedores de fábricas, hospitales y colegios", dijo Juan José Bordes, secretario gremial de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (UTHGRA).

Bordes formuló estas declaraciones al retirarse del Ministerio de Trabajo, donde se dictó la conciliación obligatoria a partir de la cero hora de hoy en el conflicto que mantiene este gremio con las cámaras empresarias por un reclamo salarial.

Sin embargo, durante el fin de semana largo funcionarán normalmente en todo el país los servicios que prestan hoteles y restaurantes pese a que Luis Barrionuevo, titular de la UTHGRA, convocara en la víspera a sus afiliados a una huelga por la falta de acuerdo salarial. El sindicato reclama un aumento del 28 por ciento en los salarios y promovió la medida de fuerza como respuesta a una contraoferta recibida de las cámaras del sector para pagar una suma fija de cien pesos no remunerativos.

La discusión salarial comenzó en febrero pasado y permanece sin acuerdo. El vicepresidente de las Cámaras Gastronómicas, Ricardo Sánchez, aseguró que con el gremio "estamos dispuestos a negociar" y consideró que, tal como sucedió en anteriores paritarias, "siempre hemos logrado un acuerdo". "Ahora se decretó la conciliación por quince días. Así, se levantó el paro y la movilización. Habíamos tenido una reunión con el sindicato y hay cuarto intermedio hasta el viernes próximo", dijo Sánchez al dejar la cartera laboral.

El empresario manifestó que "ni siquiera sabemos cuál es el porcentaje: citamos a nuestras 62 filiales de todo el país, y esperamos consensuar un valor que luego traeremos a la mesa de negociación del Ministerio de Trabajo".

Al retirarse de la cartera laboral, Bordes aseguró que en el gremio gastronómico "tenemos que ser respetuosos" de la medida dictada por la autoridad laboral y aseguró que "no queda duda que el gobierno de Kirchner ataca al trabajador gastronómico" por mantener este sindicato una postura opositora.

Tras la decisión de Trabajo, el secretario gremial de la UTHGRA aseguró que se abre un compás de espera de "diez días" para volver a sentarse con las cámaras del sector, donde "los gastronómicos reclamaran un alza del 28 por ciento". "Puede haber toda la buena voluntad que quiera, pero si no aparece la plata, no hay voluntad que valga", expresó.

Comentá la nota