Un gremio denuncia presiones de UTA

Los choferes cuentan con un nuevo sindicato.
Disconformes con la conducción de Roberto Jiménez en UTA, un grupo de trabajadores del transporte público de pasajeros conformó la delegación local de la Unión de Conductores de la República Argentina (UCRA-CTA). Y en su debut el gremio ya entabló un recurso de amparo en la Justicia con el objetivo de garantizar el derecho a la libre afiliación sindical.

"Hemos sido despedidos por organizar el sindicato, aún cuando falazmente se invoca reestructuración o causa justa", planteó el secretario general de UCRA Tucumán, Sergio Seco. El dirigente explicó que la demanda radicada en el Juzgado de Conciliación y Trámite Laboral se entabló contra UTA, que preside Jiménez, también secretario de Trabajo de la provincia, y contra la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor (Aetat).

"Muchos conductores desean ser afiliados, pero estos señores adoptaron la práctica antisindical de proceder a amenazar con despedir a los empleados que se afilien a UCRA", se añade en el recurso de amparo interpuesto.

Luego, el secretario adjunto de la flamante organización, Francisco Benavides, formuló declaraciones de tono político. "Estamos disconformes con la actual conducción y su falta de representatividad. Queremos que se acabe con el manoseo y abuso laboral que tienen los compañeros en sus respectivas empresas", planteó. La comisión directiva se completa con Leonardo Foglia (secretario de Finanzas y Administración), Pablo Pascual (secretario de Organización), Luis Olea (secretario de Asuntos Laborales), Marcelo Carreras (de Acción Social) y Rodolfo Díaz (de Prensa y Difusión).

Comentá la nota