Los gremialistas saldrán a ocupar espacios con vistas a 2011

Así se dejó expresado y acordado entre los dirigentes que integran las 62 organizaciones y la CGT. Quieren que los candidatos obreros salgan del consenso de las entidades.
La designación de Alfredo Duarte como primer candidato suplente en la lista que llevó el Frente para la Victoria en las elecciones legislativas pasadas es una espina que todavía no pueden sacar los gremialistas. Por este motivo, al estar todavía muy presente en la memoria colectiva, es que en la reunión de la CGT que se realizó ayer se tomó una decisión. Los gremialistas acordaron ponerse a trabajar para poder presentar dirigentes con posicionamiento y conocimiento público para las elecciones generales del año que viene.

Así lo confirmó el delegado adjunto de la Confederación General del Trabajo en la provincia, el camionero Enrique Castro, al sostener que "la CGT ha comenzado a buscar dirigentes, ya que los partidos políticos no nos tienen en cuenta, para poder tenerlos posicionados y poder brindar dirigentes que puedan ocupar las candidaturas desde gobernador hasta concejales. Nosotros tenemos mucha gente capacitada y con aspiraciones. Además si en algún momento la CGT se sienta a charlar políticamente con algún sector partidario de la provincia, será la CGT la que decida qué nombre ofrecer", sentenció.

Con esto quedó más que en claro que las diferencias no han sido saldadas y que la nueva conducción de la entidad gremial quiere tener protagonismo e injerencia en la arena política provincial.

Concretamente la idea es que sea el sector de las 62 Organizaciones Sindicales, brazo político del sector sindical, la que comience con el trabajo de posicionamiento y ocupación de espacios, mientras que la CGT será el respaldo sindical al dirigente que termine siendo elegido.

Sin hacer una lectura extremadamente fina, queda al descubierto que los gremios nucleados bajo el paraguas de la confederación quieren ser parte activa de la vida política de la provincia y para ello salen a la calle a comenzar con la tarea de formar cuadros políticos y estructura en los departamentos.

Pedido al ministro de Gobierno y a Gioja

Si bien todavía no está confirmada la fecha del encuentro entre los dirigentes de la CGT y el Gobernador, esta semana sí se vuelven a reunir con el ministro de Gobierno, Emilio Fernández. En esta oportunidad se insistirá con los cambios que están solicitando los gremios para con la actual Subsecretaría de Trabajo de la provincia, que administra Luis Salcedo Garay.

Lo que piden los gremialistas es que se les modifique el rango administrativo y se lo lleve a Secretaría de Trabajo o, mayor aún, al ministerio. Pero además solicitan que sea un técnico o profesional proveniente de las filas sindicales, y elegido por ellos, quien ocupe un cargo clave dentro de la estructura del área de Trabajo, ya que desconfían en el accionar de los actuales responsables. "No puede ser que desde la misma subsecretaría alguien le termine avisando a las empresas o comercios que están por ir a hacerles una inspección para que tengan tiempo de esconder a los empleados que tienen en negro", se escuchó de la boca de más de un sindicalista.

Lo cierto es que en estos días se reúnen con Fernández para avanzar en el pedido y tratar de buscar un lugar en la agenda del Gobernador para sentarse a dialogar.

Por otro lado, el tema salarial no estuvo ausente. La mayoría de los sectores se mostraron en sintonía al sostener que el poder adquisitivo de los trabajadores continúa perdiendo frente a la inflación y es casi inminente un pedido de apertura del diálogo con los empresarios y con el Gobierno. "Cada uno de los gremialistas viene teniendo charlas con los empresarios o comerciantes para lograr un nuevo aumento. De forma paralela, los gremios estatales ya están pidiendo la apertura de las paritarias o de la mesa de discusión salarial, pero depende de los casos. Lo cierto es que estas iniciativas tienen todo el respaldo de la CGT", dijo Enrique Castro. GTJL

Comentá la nota