Gremialistas exigieron el esclarecimiento del atentado contra APS

En conferencia de prensa se explicaron detalles en torno a la investigación del hecho. Todavía no existen pistas sobre los autores del ataque. Solicitan una audiencia con el intendente y el ministro de Gobierno.
En la sede la Asociación del Personal Superior de la Municipalidad de Paraná (APS), ubicada en calle Monte Caseros 265, se realizó esta tarde una conferencia de prensa donde se explicó el estado de la investigación tras el atentado que sufrió la sede de la entidad durante la madrugada del 24 de diciembre. Se exigió el esclarecimiento del hecho y se reclamó la intervención de las autoridades locales y provinciales.

Cabe recordar que aquella noche el frente de la sede sufrió daños materiales, aparentemente con bombas molotov.

El principal orador ante los medios presentes fue el secretario general del sindicato, Oscar Milocco, quien recibió el respaldo de representantes de la Asociación Gremial del Magisterio (Agmer), la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), la Asociación de Judiciales de Entre Ríos (AJER) y de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), además del cuerpo de delegados de APS

A manera de introducción el dirigente de la APS puso énfasis en la gravedad del hecho, sobre todo porque se perpetró "en un momento tan especial como lo es un 24 de diciembre, donde todos estamos bregando por la paz y la unidad de todos los argentinos". Desde su punto de vista se trató " de un hecho desgraciado, no solamente para nuestro gremio, sino para todos los trabajadores".

A la hora de analizar la forma en que se concretó la agresión expresó: "Nos enteramos después de siete horas de haber ocurrido, a través de una compañera que nos llamó, no por medio de la autoridad policial". Atento a la gravedad del ataque, exigió "el esclarecimiento de este hecho, porque no hemos recibido una comunicación del intendente de la ciudad de Paraná, José Carlos Halle, ni tampoco del ministro de Gobierno, Adán Bahl. En el día de hoy solicitamos una audiencia con carácter de urgente, porque entendemos la gravedad de esta situación. Y los vamos a hacer responsables de cualquier otra cuestión posterior que ocurra, no solamente en la institución, sino también a cualquier gremio hermano", sostuvo.

A modo de ejemplo citó las agresiones que sufrieron otros gremios, "como los compañeros de ATE en la Cámara de Diputados", por lo que entendió "que la libre expresión de los trabajadores no puede ser coartada por estos vándalos que entienden que tenemos que volver a otra época", subrayó.

En cuanto a la marcha de la investigación, el titular del sindicato anticipó que se realizó una presentación en la Justicia. Al respecto precisó: "Nos hemos constituido con nuestro asesor letrado en el Juzgado N° 8, a cargo de la doctora Elisa Zilli, donde se promoverán las acciones como parte damnificada", aclaró.

"Este es un hecho que no debe quedar impune; debe estar signado por el mayor esfuerzo de los funcionarios para esclarecerlo. Vamos a pelear firmemente para evitar estas cosas, no solamente por nuestro gremio, sino por todos los trabajadores que están en lucha", pidió en el cierre de su alocución.

Según reveló el abogado del gremio, Carlos Fenés, hoy se presentó un escrito en el Juzgado de Instrucción N° 8, en el cual se pide "tomar vista del expediente para una posterior constitución como parte querellante o la intervención que legalmente corresponda frente a este hecho que ha afectado la sede gremial. A través de esta presentación esperamos recibir una pronta notificación", indicó el letrado.

Sin pistas

Consultado sobre las pistas que se siguen en torno al ataque del gremio, Oscar Milocco dijo desconocer quiénes pueden ser los responsables. "Nuestro gremio no tiene conflictos, salvo con la Municipalidad, a la cual le reclamamos permanentemente por distintas condiciones de trabajo, salariales y últimamente por un descuento inconsulto que se realizó a nuestros afiliados por la cuota sindical", remarcó.

A la vez aclaró: "No hemos recibido ninguna amenaza relacionada con el hecho. Hablamos con los vecinos, pero no escucharon nada raro".

Comentá la nota