Gremialista cordobés muerto en enfrentamiento en Rosario

El choque entre militantes del sindicato lechero también dejó varios heridos.
Rosario. Un muerto y varios heridos de bala fue el resultado de la agresión sufrida ayer por trabajadores de la industria láctea, como consecuencia de un duro enfrentamiento entre el sindicato local y las autoridades nacionales del gremio alineadas con el secretario de la CGT, Hugo Moyano.

Anoche, según manifestaron fuentes médicas, siete de los heridos continuaban internados, algunos de ellos en estado reservado. El único muerto en la feroz refriega es el sindicalista cordobés Héctor Cornejo, del sindicato Atilra-Córdoba.

La jueza María Luisa Pérez Vara, que investiga los incidentes, precisó que "se hizo una requisa en la sede gremial (de Atilra-Rosario) y no va a haber detenidos". "Van a ser citados en sede policial los distintos dirigentes", informó la magistrada.

Explicó que no ha dispuesto "ningún cerco en la ciudad para evitar fugas de sindicalistas" y aclaró que su objetivo "es identificar y citar y, no obstante, se continuará con todas las investigaciones".

Los incidentes comenzaron luego de una protesta que había realizado el gremio local precisamente para repudiar una agresión anterior, que había ocurrido el jueves pasado en el interior de la empresa SanCor.

El ataque se produjo frente a la sede del gremio, en San Luis e Iriondo, Rosario. El muerto y los heridos de gravedad fueron el saldo de los disparos realizados en el lugar.

Pero también hubo personas golpeadas y algunas con heridas cortantes. Sin presencia policial, un grupo atacó a los manifestantes locales con armas, cadenas y palos.

La violencia se extendió rápidamente, con disparos, pedradas, y puñetazos. También resultaron dañados los vehículos estacionados en el lugar.

Cornejo recibió un balazo mortal en el tórax en Rioja y Cafferata, informaron fuentes oficiales.

Asamblea. Antes de la agresión, unos 500 trabajadores habían asistido a una asamblea de repudio a los incidentes registrados en Sancor, donde terminó golpeada una veintena de personas.

Las autoridades locales de Atilra, alineados con la CTA, atribuyeron el ataque a los dirigentes nacionales del gremio, que integran la CGT encabezada por Hugo Moyano.

El titular local de Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea de la República Argentina, Víctor Vega, dijo que "recién después de los hechos apareció la fuerza policial de la cercana comisaría sexta, con bomberos".

Vega dijo que los atacantes fueron "fuerzas de choque enviadas por el gremio nacional, que aparecieron armados a golpear a los trabajadores rosarinos".

El sindicato local envió luego un comunicado en el que responsabilizó a "una patota organizada y dirigida por elementos que responden al Consejo Nacional de Atilra con su secretario general Héctor Luis Ponce a la cabeza de la misma".

"Con palos y cadenas". Según Vega, la columna agresora estuvo integrada principalmente por "afiliados de la CGT nacional provenientes del centro oeste de la provincia", que llegaron "con palos y cadenas". Y aseguró que "la convención nacional de Atilra responde al compañero Moyano".

El subdirector del Servicio Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies), Juan Manuel Becerra, dijo que cinco ambulancias salieron hacia el sector a las 13.10 al recibirse los pedidos de auxilio y llegaron cinco minutos después, cuando seguía la situación de desborde total, debiendo aguardar en la cuadra de la comisaría sexta por razones de seguridad.

Comentá la nota