Greenpeace volvió a cuestionar la política energética

Una vez mas el grupo ecologista estuvo presente en Río Gallegos. El Director Político Juan Carlos Villalonga, dijo que una usina a carbón sólo llevaría a que se emanen mas gases de invernadero, afectando enormemente y ayudando al calentamiento global.
Greenpeace visito nuevamente la localidad de Río Gallegos, en el marco de su política respecto de la instalación de la mega usina de Río Turbio, en conjunto con la Asamblea Ambiental de Río Gallegos. El encargado de brindar la charla nuevamente fue Juan Villalonga, director político de la ONG.

El mismo – en diálogo con TiempoSur- volvió a referirse a la quema de carbón para obtener energía en la provincia de santa cruz, y a los daños que ocasionará.

"Estamos en momentos en los cuales no podemos permitirnos seguir emanando gases de invernadero. El cambio climático que se esta viviendo actualmente en el mundo es altamente preocupante, ya que no se están tomando las medidas necesarias para conseguir un cambio positivo significativo".

A su vez, comentó que "la creación de la usina estará utilizando dinero que bien podría ser aplicado a otro tipo de actividades, o bien a la implementación de energías mas baratas y limpias. Hay fuentes energéticas que consumen mucha menos energía, a un costo mas barato.

Resulta muy extraño el hecho de que Santa Cruz tenga la necesidad de recurrir a fuentes carboníferas como recurso, ya que es muy rica en otros aspectos.

Los parques eolicos actualmente no están cumpliendo la función que deberían. La ubicación geográfica y el aspecto climático son ideales para la instalación de más fuentes eolicas energéticas.

Gases invernaderos

Existen varios diferentes tipos de gases invernadero. Los más importantes son: dióxido de carbono, vapor de agua, metano y óxido nitroso. Todos estos gases tienen moléculas con dos o más átomos. Estos átomos se mantienen unidos con suficiente espacio entre sí para poder vibrar cuando absorben calor. Eventualmente, la molécula que vibra liberará radiación. La radiación será posiblemente absorbida por otra molécula de gas invernadero. A este proceso, responsable de mantener calor cerca de la superficie de la Tierra, se le conoce como efecto invernadero.

Casi todos los gases restantes en la atmósfera de la Tierra son: nitrógeno y oxígeno. Los dos átomos de estas moléculas están estrechamente unidos y no son capaces de vibrar, de manera que no absorben calor y no contribuyen con el efecto invernadero.

"Río Turbio tuvo su evolución histórica a base de las minas de carbón. En ningún momento se le esta criticando el uso de carbón en su momento, medio siglo atrás. Pero actualmente la situación que se vive es otra, y hay que habituar la situación a los tiempos que se están viviendo. Una usina carbonífera solo llevaría a que se emanen mas gases de invernadero, afectando enormemente y ayudando al calentamiento global".

Comentá la nota