Greenpeace recibirá denuncias sobre la contaminación en el Riachuelo

Greenpeace habilitó una línea de denuncias anónimas para recolectar información sobre descargas industriales en la cuenca del Riachuelo. "Estamos buscando la información que existe entre los pobladores de la cuenca Matanza-Riachuelo que es muy útil para identificar los vertidos contaminantes que luego son descargados en el Riachuelo", explicó Juan Carlos Villalonga, Director Político de Greenpeace Argentina.
La línea de denuncias es el puntapié inicial de la campaña "Rescate del Riachuelo" y servirá para confeccionar un mapa de la contaminación de la cuenca. Para dar a conocer esta iniciativa, la organización ambientalista colocó, un cartel en el tradicional puente de la Boca con la leyenda: "Riachuelo Denuncias: 011 4000 5590".

Los vecinos son quienes conocen lo que sucede en su barrio y es por eso que podrán brindar información sobre la ubicación de caños o puntos de descarga de líquidos industriales sobre ríos, arroyos, el sistema pluvial o cloacal de la Cuenca Matanza-Riachuelo. "Cada llamado será cargado en una base de datos y en un mapa. Luego será monitoreado e investigado por la organización. Por eso es muy importante que la información sea lo más precisa posible", declaró Villalonga.

"Varios miles de industrias descargan sus efluentes al sistema pluvial o cloacal, lo que hace muy difícil determinar el origen de los contaminantes que llegan al Riachuelo Es necesario contar con mayor información para que se pueda lograr la eliminación de contaminantes industriales y la trasformación industrial hacia procesos de producción limpia", aseguró Villalonga.

En tal sentido, Greenpeace se ha propuesto como meta para el año 2015 la reducción en un 50 por ciento de las descargas hacia el Riachuelo de cuatro contaminantes claves: plomo, mercurio, cromo y cadmio. Estos contaminantes son una parte sustancial de las descargas que afectan al Riachuelo y cubren una cantidad muy importante de industrias que deben ser modernizadas para cumplir con e Plan de Saneamiento de la Cuenca

En marzo de 2008, la Corte Suprema de Justicia de la Nación dictó un fallo, considerado histórico, que obliga al Estado Nacional, a la Provincia de Buenos Aires y demás gobiernos locales a desarrollar un Plan de Saneamiento de la Cuenca. Además, el fallo dispone que un grupo de organizaciones sociales, entre ellas Greenpeace, junto con el Defensor del Pueblo de la Nación, realicen el monitoreo de las actividades que deben ser llevadas a cabo para cumplir con el objetivo del fallo judicial.

"Los vecinos deben estar tranquilos: sus denuncias van a ser confidenciales y sólo serán utilizadas por la organización para dirigir nuestros esfuerzos de investigación en un mapa de la contaminación muy complejo dentro de la Cuenca", explicó Villalonga y agregó: "realizamos una experiencia parecida en 1998 y la información de los vecinos fue muy útil para identificar las empresas contaminantes. Esperamos que ahora podamos hacer lo mismo y avanzar en el Plan de Saneamiento del Riachuelo".

Greenpeace, junto a otras organizaciones sociales considera que miles de industrias vierten impunemente sus residuos contaminantes a ríos y arroyos deteriorando la salud y el entorno de vida, así como las fuentes de alimentación y agua. No podemos permitir que esto siga ocurriendo. Las industrias deben hacerse cargo del daño que generan y modificar sus procesos de producción para evitar el daño en el ambiente y en los habitantes.

Recientemente, Greenpeace, como parte del Cuerpo Colegiado que monitorea el Plan de Saneamiento del Riachuelo (1) hizo público un documento titulado "A nueve meses del fallo de la Corte" (2) en donde realiza un balance de lo actuado por la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), responsable de la ejecución y cumplimiento de la sentencia de la Corte.(1)

Comentá la nota