Gravísimo deterioro del canal Los Molinos

Por fallas estructurales, perdió más de la mitad de su capacidad original. Se parcha con membranas y tiene filtraciones.
Cemento, parches precarios, cemento, rajaduras, cemento, filtraciones, bolsas de arena. Así luce el canal que abastece de agua al 29 por ciento de la capital provincial y a toda la zona sur del cinturón verde donde se produce la mayoría de las verduras que consumen los cordobeses.

Así, por problemas de la obra original y por falta de inversiones en los últimos 20 años, la ciudad de Córdoba recibe menos de la mitad de lo que podría transportar el canal Los Molinos-Córdoba. Además, el agua no alcanza para el riego (por la crisis hídrica, ya hay restricciones en el suministro), la producción de verduras y frutas desciende, y eso podría trasladarse en un aumento de precios de esos alimentos.

Hoy el canal transporta tres metros cúbicos por segundo. Dos de ellos van a la planta potabilizadora de Bouwer para que un tercio de los habitantes de la ciudad tenga agua. El resto se utiliza para el riego.

Si el canal estuviese en buen estado, podría transportar entre siete y ocho metros cúbicos, esto es, un 160 por ciento más. La importancia de esa "pérdida" es fundamental: hoy a la ciudad llegan, entre lo que abastecen los lagos Los Molinos y San Roque, un total de siete metros cúbicos.

"Puede haber pérdidas y filtraciones; pero lo grave son los hundimientos que ha habido en algunos tramos, entonces no se transporta más porque se desborda. Es un problema de construcción en la obra original, se encontraron con mallines que provocan ese tipo de fallas", admitió a este diario el ministro de Obras y Servicios Públicos de la provincia, Hugo Testa.

Para salvar provisoriamente esos defectos, se hacen arreglos que resaltan por su precariedad. Los productores agrarios se la ingenian como pueden: "suben" el nivel del canal hundido por los mallines con bolsas de arena y colocan enormes membranas plásticas (las últimas las trajeron de Chile). Para ponerlas, trabajan unos 70 empleados del cinturón verde y luego las remachan buzos. Los últimos vinieron de Mendoza.

La Provincia busca interesar a la Corporación Andina de Fomento (CAF) para que financie el ciento por ciento de la reparación de la obra. La ampliación liberaría agua del San Roque, que iría a las Sierras Chicas.

Buscando fondos

50 millones de dólares cuesta la obra para reparar completamente el canal Los Molinos.

Comentá la nota