Gravísima denuncia por contaminación en La Florida

Con fuertes críticas al actual estado social y educativo, el Foro en Defensa de la Escuela Pública de Quilmes, reactivó ayer su lucha.
Se denunció que en Quilmes nacen niños con malformaciones por la contaminación, que no se aplican desde el Municipio los programas de ayuda a alumnos con problemas de aprendizaje, y que hay una alta deserción escolar en el Distrito.

En la oportunidad el concejal Mario Sahagún (del Acuerdo Cívico y Social) denunció que "en Quilmes estamos creando un ejército de discapacitados, derivados de las patologías vinculadas a una contaminación que no se detiene ni se controla". Al respecto, ejemplificó con la zona del arroyo en La Florida que "registra estadísticas aberrantes que indican la existencia de 6 niños con nacimientos patológicos por manzana". Dedicó un párrafo también a los efectos contaminantes que sufren los vecinos de la Ribera, afectados por el derrame de hidrocarburos de Repsol-YPF; la gente del Emporio del Tanque, de Ribereño las Piedras; y los que viven cerca de la papelera Smurfit Kappa de Bernal y de la curtiembre King Leather de Bernal Oeste.

Sahagún insistió en que "Quilmes tiene sectores de extrema vulnerabilidad". Se refirió a las graves deficiencias que se presentan en el área de Neonatología del Hospital de San Francisco Solano y remarcó que de acuerdo a los médicos de ese centro asistencial, "el 22% de los chiquitos que nacen deberían quedar hospitalizados".

Por su parte, el referente radical Carlos Pérez Gresia, sostuvo que al Municipio de Quilmes han llegado alrededor de 7 millones de pesos que deberían haberse destinado a programas de ayuda a chicos con problemas de aprendizaje. "Se usaron (los pesos) para políticas clientelares", afirmó. Al mismo tiempo, dijo que la juventud está en peligro porque no tiene futuro y reclamó que la Provincia y el Municipio prioricen los recursos y no los malgasten.

En tanto, el dirigente docente Adrián Weissberg hizo hincapié en la pronunciada deserción escolar que se registra en el Distrito de Quilmes, habló del ajuste presupuestario, del agravamiento de las condiciones laborales y del congelamiento de nombramientos para cargos. Al mismo tiempo, se refirió a que hay que mantenerse en alerta debido al servicio alimentario que recibe el alumnado.

El ex concejal Héctor Díaz reafirmó los dichos de Weissberg e insistió en el derecho a la educación. Asimismo, destacó la función del Foro en Defensa de la Escuela Pública que "ha logrado sostenerse más allá de que nuestro funcionamiento ha sido bastante irregular".

Fue Germán Borelli, de la Multisectorial de la Juventud quien se presentó con un discurso "anti-barbista". Se lamentó porque "la actual gestión se lava la boca hablando de derechos humanos pero no los cumple". Enumeró la necesidad de un mayor presupuesto para salud; trabajo digno, relevamiento de talla y peso de los menores en zonas carenciadas, estructuras edilicias destrozadas de escuelas, y la importancia de la expresión en el arte y la cultura.

Ayer, al Foro se sumó además el consejero escolar electo Hugo Alberto Novoa, quien anunció que participará de los nuevos encuentros.

Comentá la nota