Graves imputaciones complican a Alegre

El juez que entiende en la causa de la estafa en contra del Municipio capitalino tendría decidido cambiar la carátula, e imputar al intendente dimitente como jefe de asociación ilícita, enriquecimiento ilícito, defraudación calificada, malversación de caudales públicos, incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad en concurso real de delitos. De esta forma, una vez aceptada su renuncia y frente a cargos que no son excarcelables se dispondría su detención.
El titular del Juzgado de Primera Nominación en lo Criminal y Correccional, doctor Gustavo Herrera ya tendría en sus manos la resolución de imputación en contra del intendente de la ciudad Capital, Julio Fernando Alegre, en la causa judicial que se instruye por estafa en contra del Municipio capitalino. Los cargos que recaerían sobre Alegre serían la figura delictiva de jefe de asociación ilícita, enriquecimiento ilícito, defraudación calificada, malversación de caudales públicos, incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad en concurso real de delitos.

De forma tal que una vez que el Concejo Deliberante trate hoy y acepte la renuncia del jefe comunal sería inminente su detención.

Esta determinación sería tomada por el magistrado que interviene en la causa, en base a los testimonios receptados y a la numerosa documentación que se logró secuestrar en los simultáneos allanamientos perpetrados en la ciudad Capital, entre el viernes y sábado.

El juez decidió recaratular la causa original basado en una serie de evidencias que hasta la fecha involucran sobremanera la figura del funcionario municipal, y a gran parte de su entorno, muchos de quienes renunciaron en su momento y otros que se mantienen prófugos de la Justicia.

Durante estos procedimientos, los investigadores secuestraron muchas pruebas que comprometen seriamente al jefe comunal, entre las que figurarían también compra de inmuebles y de automotores, equipos de audio, entre otras cosas, que no se condicen con el ingreso mensual que percibe Julio Alegre en su condición de intendente.

Sin fueros

Por lo tanto, la medida judicial sería puesta en práctica una vez que el Concejo Deliberante acepte la renuncia de Alegre, y sin fueros pase a ser un ciudadano común.

Durante la jornada de ayer, el doctor Gustavo Herrera continuaba trabajando en su despacho sobre este caso que ha llegado a acaparar el interés de todo el país, a través de los distintos medios nacionales.

Mientras tanto, diferentes comisiones del Departamento de Investigaciones mantenían anoche vigilados los distintos domicilios que hasta el sábado fueron allanados.

Una figura delictiva que no es excarcelable

Tras el arribo del doctor Mariano Cuneo Libarona se completaba ayer a la tarde el grupo que tendrá en sus manos la defensa del intendente Julio Fernando Alegre. Junto a Emiliano Aguirre y Juan Saín, el profesional recién llegado a la Capital, vía Tucumán, deberá cambiar la figura delictiva de jefe de asociación ilícita, -delito no excarcelable- por otras que permitan al renunciante jefe comunal continuar en libertad.

Cabe resaltar que la imputación de "jefe de asociación ilícita" es un delito no excarcelable y ordena la inmediata detención de la persona sobre quien recae la misma.

Comentá la nota