Graves daños provocó la helada al proyecto hortícola de Tres Isletas

Graves daños provocó la helada al proyecto hortícola de Tres Isletas
TRES ISLETAS (Agencia) --Importantes pérdidas en plantaciones de tomates y pimientos verdes provocó la helada del viernes en el proyecto hortícola de Tres Isletas. A pesar de encontrarse en invernáculos las plantas no soportaron el intenso frío que alcanzó 4° bajo cero dentro de las cubiertas.
Según los datos aportados por la coordinadora técnica del proyecto Griselda Ramírez, la mayor perdida se produjo en las plantaciones de tomates y pimientos verdes; mientras que las demás hortalizas como lechuga, rúcula, perejiles y acelgas resultaron menos castigados; estimando un 75% de pérdida generalizada.

"Casi la totalidad de la producción de los 24 techos de tomates y un 70 % de los 10 techos de pimientos no soportaran las bajas temperaturas a pesar que el personal realizó diversos trabajos para cuidarla; tomamos todas las medidas de prevención pero no pudimos superarla", dijo a NORTE la coordinadora del proyecto quien explicó además que "durante dos noches hacíamos fogatas dentro de las naves y provocábamos humo para amortiguar la helada".

Este proyecto, además de tomates y pimientos (en mayor cantidad), produce lechuga, perejil, acelga, rúcula, acelga entre otras, que sirve para abastecer ampliamente al mercado interno local, mientras que la mayoría de la cosecha (principalmente de tomates y morrones) es comercializada en las localidades vecinas de Castelli y Sáenz Peña.

Griselda Ramírez lamentó profundamente este episodio ya que las plantas estaban en plena etapa de producción; "parte de los pimientos se encontraban listos para su comercialización y los tomates a punto de comenzar con la maduración".

A pesar del constante esfuerzo por evadir el frío, se vieron acorralados ya que "uno de los inconveniente principal fueron los orificios que poseen los plásticos, castigados por el granizo caído en 2008; que no pudieron ser reemplazados para esta campaña debido a los costos que nos genera", detalló Ramírez.

Las pérdidas fueron significativas y muy dura en el ámbito económico; Griselda Ramírez junto al personal a su cargo ya comenzaron con las medidas para poder salvar algo de lo que queda. En este orden apuntó que resulta difícil comenzar de nuevo por los costos de una nueva siembra, por el momento "vamos a intentar salvar las plantas para poder trabajar con los rebrotes, y ver qué pasa en el futuro", lamentó.

Comentá la nota