Grave explosión en una escuela de San Lorenzo

El hecho dejó como saldo un herido. José Acuña (58) permanecía anoche internado en el hospital San Bernardo.
Una fuerte explosión voló, ayer a las 8,30, parte de la escuela 4.055 "Juan Manuel Estrada" de Villa San Lorenzo. El tremendo ruido hizo temblar los alrededores y el espanto se adueñó de los vecinos en cuestión de segundos. La estampida ocasionó graves daños en la infraestructura del establecimiento escolar situado en la intersección de avenida San Martín y Juan Carlos Dávalos y dejó como saldo un herido, que anoche permanecía en " estado delicado" en el hospital San Bernardo. José Acuña (58), sereno del lugar, era el único que estaba en el edificio en el momento de la detonación, y como consecuencia de la cual sufrió quemaduras, desprendimiento del cuero cabelludo y politraumatismos, algunos graves, porque quedó atrapado entre los escombros. Una mesada evitó que la mampostería más pesada cayera sobre el cuerpo del hombre.

Vecinos, agentes de Tránsito, personal policial y del Centro de Salud de la villa veraniega lo auxiliaron en principio. A los pocos minutos se sumó un equipo de la División de Bomberos de la Policía de Salta que trabajaron arduamente durante una larga jornada retirando los restos de materiales desplomados.

Pese a lamentar el estado de salud de Acuña y al panorama desolador que presentaba la escuela, el comentario generalizado era que "con todo fue una desgracia con suerte" porque sucedió en épocas de vacaciones.

Allí funcionan el nivel inicial, EGB 1 y 2, en turnos mañana y tarde.

Destrucción

La explosión abarcó un radio de 15 metros. La cocina, una pequeña habitación de reguardo de elementos de limpieza, el baño de los varones y un aula -destinada al 4� y 6� grado-quedaron destruidas casi en su totalidad. Además, a simple vista, se puede presumir que la reconstrucción demandará un importante esfuerzo del Estado en obras.

El subcomisario de la dependencia policial de San Lorenzo, Augusto Darío González, le dijo a El Tribuno, a poco de ocurrido el siniestro, que "aparentemente se trata de un desperfecto en la tubería de gas, pero eso lo van a determinar los peritos que trabajan en el lugar. Se sabe que el señor Acuña, en el momento de la explosión, estaba en la cocina, de allí lo rescatamos. Con el pasar de los días seguramente sabremos qué pasó, pero por el momento no hay mayores precisiones".

Anoche, Bomberos de la Policía confirmaron que la explosión se debió a "una pérdida de gas licuado en una de las cañerías que lleva el combustible a la cocina". También dijeron que la "chancha", de dos metros cúbicos estaba con su correspondiente válvula de seguridad y que "habría sido en la cocina industrial el problema".

"Es posible", agregaron los bomberos, que el viernes ya haya estado la pérdida y todo ese gas se acumuló hasta que esta mañana (por ayer), alguien encendió la cocina o una luz y se produjo la explosión, que prácticamente derribó el edificio.

El director de Tránsito, Raúl Rojas, rememoró: "Fue impresionante. Estábamos en la Municipalidad y el estruendo hizo temblar el edificio. Al instante sonó el teléfono y los agentes que estaban en esta esquina nos avisaron que la explosión fue en la escuela. Hacia allí corrimos sin saber con qué nos íbamos a encontrar".

Informe de la cartera de Educación

"En las primeras horas de ayer se hizo presente en la escuela una arquitecta perteneciente al Departamento Infraestructura dependiente de la Secretaría de Administración y Recursos Humanos del Ministerio de Educación de la Provincia para interiorizarse acerca de la existencia de víctimas, su estado y las condiciones del edificio escolar en el que ocurrió la explosión.

Por lo pronto puede adelantarse que esta área realizó un relevamiento de las condiciones generales en que se encontraba el edificio el 16 de diciembre de 2008, según lo señalado por las autoridades.

No habían autorizado obras

En aquella oportunidad se encontró al establecimiento en "un muy buen estado general". Además se informó que el Ministerio de Educación no ha autorizado ningún tipo de obra en la unidad educativa en la que ocurrió el siniestro.

Dada la magnitud de los daños verificados por el área de Infraestructura mañana -por hoy- un grupo de ingenieros dependientes del Ministerio de Obras Públicas se harán presentes en el lugar a fin de analizar los posibles caminos a seguir con el objeto de reparar los daños provocados en la escuela", señaló el director general de Administración del Ministerio de Educación, Santiago Scamuffo.

Según fuentes oficiales, la expectativa está centrada ahora en el inminente inicio del ciclo lectivo, ya que no está claro si las obras para dejar al establecimiento en condiciones para recibir a la comunidad educativa de la escuela siniestrada llegarán a completarse hasta marzo próximo, por lo que analizan posibles variables para solucionar la situación, cuando faltan menos de dos meses para que se de inicio al ciclo lectivo correspondiente a 2009.

Comentá la nota