Grave desperfecto en ascensor de tribunales

Uno de los elevadores principales de la Ciudad Judicial de Roca salió "disparado" tres pisos hacia arriba cuando se le desprendió el contrapeso, que cayó al vacío.

ROCA (AR).- Dos fallas consecutivas en los ascensores principales del edificio de la Ciudad Judicial de Roca podrían ser presagio de malas noticias. Es que hace poco más de una semana, por un problema menor, fue sacado de servicio el elevador del extremo norte, que comunica con los nueve pisos de la torre del fuero Penal y, apenas unos pocos días después de ser reparado, se registró un nuevo desperfecto, aunque esta vez mucho más grave.

El jueves pasado, poco después de las 13:15, el contrapeso del elevador se desprendió a la altura del tercer piso. Según indicaron varios de los empleados que presenciaron la situación, el pesado bloque cayó al vacío, hasta el subsuelo, y la cabina del ascensor salió disparada hacia arriba, terminando su recorrido a la altura del sexto piso, donde la frenó el sistema de seguridad. "El estruendo fue espantoso, sentimos pánico porque pensamos que adentro de la cabina estaba el muchacho que estaba trabajando en el mantenimiento", señaló una empleada judicial. "De milagro no hubo ningún herido", afirmó uno de sus compañeros. De ese mismo tenor son una media docena de testimonios que obtuvo este medio de parte de empleados y auxiliares que trabajan en el edificio.

Durante toda la jornada del viernes tanto el elevador dañado como el ascensor contiguo (ambos dispuestos para el uso del público y de los empleados, porque los funcionarios y los detenidos utilizan otros) estuvieron fuera de servicio. Quienes conocían la ubicación de los ascensores secundarios pudieron subir sin problemas hasta las Cámaras y Juzgados de los pisos más altos; los demás no tuvieron más remedio que hacer frente a las escaleras.

Según indicó el titular de la Administración General local del Poder Judicial, Claudio Gatica, se espera que los arreglos estén terminados hoy. Sin embargo, las cintas de peligro y el cartel de "fuera de servicio" permanecían ayer en su lugar y no había movimiento de técnicos ni obreros en el edificio. "De todas formas, hay tres ascensores más", aclaró Gatica.

Según explicó el funcionario, la colocación, mantenimiento y reparación de los ascensores del edificio corresponden a la empresa ARGU Servicios. Se trata de una SRL de Neuquén que, de acuerdo con lo que indicó el funcionario, tiene con el Poder Judicial un contrato de servicios permanentes por el que cobra una suma fija por mes. Las fallas en los elevadores, también indicó, no fueron cubiertas por la garantía de obra "llave en mano" que dio la empresa constructora Roque Mocciola al inaugurarse el edificio, hace poco más de un año. Aunque el ala oeste del inmueble no había sido habilitada en aquella promocionada inauguración de fines de 2008, el plazo de garantía igualmente corrió para todo el edificio y "ya está vencido".

Comentá la nota