Grave denuncia sobre abandono de obras de viviendas en la zona rural

Lo manifestaron legisladores del Frente Cívico y Social tras recorrer los parajes San Bernardo, El Barrial, Pozo de la Yegua, Puerto del Valle y San Pedro.
Afirman que hace tres años comenzaron a realizarse unidades habitacionales que quedaron en el olvido y que las pocas que se terminaron tienen graves deficiencias edilicias. Apuntan directamente a los responsables y encargados de la implementación del Programa de Erradicación de Ranchos y exigen saber si las empresas encargadas de los trabajos cobraron por obras que no concluyeron.

La diputada Judith Díaz Bazán junto a los Concejales Eleazar Arabel y Luis Villalba recorrieron el pasado este viernes los poblados de la zona rural de la Ruta 6, San Bernardo, El Barrial, Pozo de la Yegua, Puerto del Valle y San Pedro. Con el fin de acercarles a los niños de esa zona rural algunos obsequios por el día de Reyes, los representantes del Frente Cívico y Social, aprovecharon la oportunidad para tomar conocimiento de las condiciones de vida de los pobladores y los reclamos que vienen haciendo.

"Lo más asombroso y lamentable fue observar que pese al tan anunciado y publicitado Plan de Erradicación de Ranchos en nuestra Provincia, de viviendas valuadas en 25 mil pesos, las familias continúan habitando sus antiguas casas de barro y horcones ya que en la mayoría de los casos, de las nuevas viviendas solamente se levantaron las paredes, y desde hace 3 años se abandonó la construcción y no se les colocó el techo, ni se terminaron las cocinas, ni baños, ni se vidriaron las aberturas", comentaron.

Agregaron en este sentido que "en el caso de aquellas viviendas que tiene techos, el agua pasa igual, como así también se despegaron los cerámicos colocados en lo que alguna vez serían las cocinas y baños".

"Nos preguntamos entonces si alguien controló si la empresa constructora cumplió con el contrato, si el Estado pagó como obra terminada, cómo puede ser que con lo que significa para estas familias una vivienda hayamos contabilizado solamente en San Bernardo, al menos 7 de ellas tiradas en el suelo. Queremos saber quién se hace cargo de los daños ocasionados en los materiales por haber quedado a la intemperie y en algunos casos con las placas/paredes tiradas en el suelo en el más absoluto abandono", denunciaron los representantes del Frente Cívico y Social.

Agua Potable

Tanto la legisladora como los concejales también denunciaron que los pobladores no cuentan con agua potable. "Respecto a la provisión del agua potable, se supone que hay una perforación llamada del Talita, que con bombos y platillos fue inaugurada y al día de la fecha, no se encuentra en funcionamiento, de manera que sólo cada 15 días, Defensa Civil les suministra el vital elemento en recipientes o tanques que en la mayoría de los casos, quedan a cielo abierto con la consiguiente generación de verdaderos focos infecciosos, ya que no se les brinda tampoco la adecuada enseñanza para una buena conservación del liquido elemento y para conservar la potabilidad".

También constataron que estos pobladores de la zona rural de la Capital están lejos "del pregonado Plan de Electrificación Rural anunciado por el Gobierno".

"Corroboramos también lo ya planteado al Intendente de Capital sobre que aún el programa de Erradicación de Ranchos es una obra inconclusa y las ayudas económicas prometidas en la emergencia agropecuaria municipal y provincial tampoco se concretaron, por lo que los productores de San Bernardo y zona de influencia, si bien les llegó la lluvia, claman por el forraje para sus animales".

Los representantes del radicalismo piden transporte público para los pobladores ya que no cuentan con los medios ni los recursos suficientes para el traslado al centro de la ciudad capital. "Vamos a realizar todas las gestiones que estén a nuestro alcance y plantear esta situación ante los funcionarios responsables de cada área".

"Esta familias riojanas siguen viviendo en condiciones de absoluta precariedad, sin viviendas dignas, sin agua potable, sin luz en fin, a solo 120 km del centro de la Capital, es lamentable que los funcionarios no vean la realidad que viven estos riojanos".

Comentá la nota