Grave Denuncia Contra Funcionario de Relaciones Laborales

Walter Agüero tiene la voz desgarrada, porque su madre ya no está para luchar con él por lo que cree que es una causa justa, que haya Justicia. Su Madre trabajó más de 25 años en Relaciones Laborales de la Provincia de San Luis, aparentemente no bajo las mejores condiciones de trabajo" Estaba sobercargada de Trabajo, no tenía gente que le ayudara, trabaja horas Extras que nadie le pagaba".
Para Walter esa situación fue vivida durante años por su Madre, lo que le generó un Estrés Laboral que la llevó a tomar la terrible desición de quitarse la vida. Por eso ha decidido llevar adelante una denuncia Penal en la Justicia en la que se encuentra implicado el Funcionario Provincial Fabián Filomena de Relaciones Laborales de la Provincia de San Luis: "No puedo dar detalles de la denuncia porque se está trabajando en la Justicia".

La Carta enviada por Walter Agüero a los Medios de Comunicación explicando la grave situación:

Hace unos días escribía a algunas amigas de mi madre una de las mas memoriales y significativas cartas que haya realizado, fue transcripta con el corazón y el alma, donde las manos e inteligencia solo fueron un instrumento.

Dolorido, golpeado y consternado por los tristes acontecimientos vividos el sábado 28 de noviembre de 2009, en donde mi adorable madre decidió partir, y con la plena seguridad de que ya debe gozar de la visión de Dios, después de unos días de reflexión, por su memoria, por mi mismo, por sus hijos (mis hermanos), por sus amigas, amigos, compañeros de trabajo me veo en la obligación moral de aclarar los acontecimientos que llevaron a cabo tal resolución.

Antes que nada gracias al periodismo que supo entendernos y respetar los tiempos de la familia, agradezco la cordialidad y comprensión de su parte.

Habiendo transcurrido más de una semana del doloroso suceso, y luego de varias consultas a profesionales en psiquiatría - psicología, profesionales del derecho, amigos, compañeros de trabajo, y analizado el informe e historial clínico de mi madre, donde sorprendentemente prevalece un concepto absurdo por el lugar de donde proviene, conocido hoy como Programa de Relaciones Laborales, y cuyo término indigna, molesta e irracionalmente se somete al Acoso Laboral, persecución y denigración del empleado público.

Quiero dejar aclarado que esta nota, no busca un revanchismo contra nadie, no es político aunque entiendo lo tendrá, pero sepan que busqué y agote todos los medios para que no trascienda.

Bajo la admiración de Sir Tomás Moro, gran santo de la Iglesia de Católica, que amo a Dios y a su Rey con notable servidumbre, y bajo el mismo espíritu, intento servir a Dios, y mis gobernantes, ayudando a la comunidad en lo que mi inteligencia y vocación de servicio lo permitan, y sin querer pergaminos, ni buscar logros o dignidad humana, he servido a mis gobiernos con proyectos tales como lo que hoy se conocen como: Autopista de la Información, Olimpíadas Informáticas del Saber, WiFi, Generación de puestos de trabajo mediante un plan de gobierno, Integración de empresas del estado con capital privado, etc. Menciono esto con toda humildad porque lo que hago es al solo efecto de respetar la memoria de mi madre, que aunque sabía y lo guardaba en su corazón, se sienta orgullosa de su hijo, y que a pesar de haber transcurrido mas de una semana, la sigue llorando, por que la quiero, y como mis padres me enseñaron el respeto y la dignidad, he visto mucho, y así no puede ni debe seguir lo que como sociedad vivimos, es hora que deba gestarse un cambio.

Estas palabras son solo de un hijo que con dolor, y amor, aclara y dice que:

Lamentablemente personas inescrupulosas e irresponsables aceptan cargos y funciones donde la aptitud del castigo, persecución e imposición de la simple voluntad con fines personales manejan la voluntad de personas en forma temeraria, y me refiero así porque es una definición inicial del término acoso laboral. Aquí la coincidencia con la realidad no es pura casualidad, sucede así, y no es que lo diga quien suscribe la presente nota, lo dicen las empleadas, los psiquiatras, psicólogos, profesionales del derecho que atienden o son amigos del personal del Programa de Relaciones Laborales.

Hace pocas semanas, hubo una junta médica solicitada por funcionarios a cargo del programa, que la solicitaron porque dudaban de la capacidad de los profesionales médicos que atendían a mi madre, y que además dudaban de la capacidad de los médicos de Copren que habían autorizado una vez más una licencia por enfermedad debido al stress laboral que describiré provocada por los mismos personajes malvados de esta temerosa trama, que fríamente es verdadera.

En el Programa de Relaciones Laborales es bien conocido el término acoso laboral, psicológico, etc. pues esa repartición castiga duramente a quienes llevan a cabo esta demencial e injustificada provocación.

Lamentable e inescrupulosamente ciertos personajes acceden a cargos sin el currículo adecuado, sin un test psicológico que lo habilite, solo el sí basta, solo el sí acepto habilita a cubrir cualquier puesto, no ser idóneo, no ser capaz, no importa, la temible creencia de tener la impunidad de hacer lo que se le plazca es el dar el sí fácil.

Agradezco el haber sido recibido por la Sra. Ministro de Gobierno, pero me es imposible no aclararlo a la sociedad. Es mi madre, a esta altura me cuesta mantener el silencio.

Mi madre, fue sometida malévola y perversamente a un acoso laboral y psicológico durante un largo tiempo, tan largo que no pudo tolerar la presión y humillación a la que fue sometida.

No entiendo el porqué lo hicieron, no entiendo el porqué habiendo sido la mano derecha de sus jefes, aún estos cobardes no se han animado a llamar a los deudos para dar sus condolencias, porque esa cola de paja, porque temer a la justicia, y aunque puedan arreglar la justicia humana, esta la divina, en la que creo, en la que Dios les pedirá cuenta, espero que el juez supremo les sea misericordioso, como así la pedí para mi madre.

Por simples objetivos personales, han destrozado a una familia, y han traicionado a quienes les dieron su confianza.

He mirando una y otra vez los conceptos de ACOSO LABORAL Y PSICOLOGICO y he comparado bajo la luz de distintos informes profesionales de la salud, y veo lo que tormentosamente mi mamá vivió en su vida laboral.

Dolorosamente, aún no puedo empezar el duelo correspondiente, a quien le podemos reclamar, que gremio o que dirección de trabajo le pedimos nos ampare, que ironía es el programa.

Si alguno quisiera cambiar los término de ACOSO LABORAL Y PISICOLOGICO por el simple Stress laboral, quiero decirles que no es contagiosa, y aunque la sra. Ministro insinuara que mi madre ya venía con esta enfermedad, increíblemente la contrajo hace un tiempo cuando otro sí fácil de un funcionario de turno le hizo lo que se conoce con el vacío laboral quitándole funciones y sin darle tareas la mantuvo durante meses en esta situación. Sin peligro de contagio y ante la injustificación absurda a la que pudiera haber, ya son más de cuatro personas con tratamiento psiquiátrico y/o psicológico han pedido la adscripción o han tenido que irse de la repartición por los mismos motivos, hoy en día algunos de los actuales trabajadores están bajo los mismos tratamientos, y todo por el sí fácil.

Para explicar el significado el Acoso Laboral y tomando definiciones de su significado, voy a enunciar algunos puntos y la correspondiente afectación que tuvieron con mi madre.

DEFINICIONES ACOSO LABORAL (Wikipedia)

a) Asignarle objetivos o proyectos con plazos que se saben inalcanzables o imposibles de cumplir, y tareas que son manifiestamente inacabables en ese tiempo.

b) Sobrecargar selectivamente a la víctima con mucho trabajo.

RESPUESTA: En la repartición mencionada, por una cuestión humana, no se toman más de cuatro a seis audiencias por día. Mi mamá llegó a tomar casi 650 en un mes.

c) Quitarle áreas de responsabilidad clave, ofreciéndole a cambio tareas rutinarias, sin interés o incluso ningún trabajo que realizar («hasta que se aburra y se vaya»).

RESPUESTA: Así empezó todo, los primeros y tristes funcionarios con la creencia de tener poder absoluto.

d) Modificar sin decir nada al trabajador las atribuciones o responsabilidades de su puesto de trabajo.

RESPUESTA: Sabiendo por la auditoria solicitada recientemente que cualquier brusco cambio laboral sobre mi madre, podría tener consecuencias graves, malévolamente, una vez que terminó la gran cantidad de audiencias asignadas, sin la valentía de informarlo personalmente, el jefe de personal de tal repartición le comunica que sus funciones como JEFA DE LA SALA DE AUDIENCIA, el cual se mantuvo por más de una década, ahora cumpliría funciones de ayudante de despacho (cargo que se le asigna generalmente a los que se inician en lo laboral). El reemplazante de mi madre sería un pariente cercano a Filomena, quien hasta se habría burlado de mi madre con sus dichos.

e) Bloquear el desarrollo o la carrera profesional, limitando retrasando o entorpeciendo el acceso a promociones, cursos o seminarios de capacitación.

RESPUESTA: Infinidad de veces y a pesar de que implícitamente mi madre manejó dicho Programa, nunca se le reconoció ni a ella ni a sus compañeras las tareas que realizan y realizaban.

Esta nota, como las actuaciones penales vigentes, no son, ni forman ni persiguen un fin político, es solo la aclaración de la situación que como dije anteriormente un hijo vive inmerso en el dolor de una incomprensible situación. He de confiar en las autoridades correspondientes, nos hemos puesto a disposición de la Sra. Ministro para ofrecer las pruebas que le hagan falta, desde el historial clínico de mamá, declaraciones de empleados, empleadas, profesionales del derecho que conocían la situación que vivía mi madre, etc. Como la situación en esa repartición no es buena y temiendo por lo que actualmente viven las trabajadoras y trabajadores del Programa de Relaciones Laborales, lamentaría que alguna compañera de las que sufren estos acosos tomen algún camino parecido.

Si existiera la mínima duda que esto no fue como lo describo, FILOMENA, LINDOW, CAZZASA, y otros hubieran tenido la mínima referencia de saludarnos en este doloroso calvario, que inclusive esta latente para compañeras de trabajado de mi extinta madre.

Al reemplazante de mi madre, no hacía falta rebajar conceptos hacia ella, en la humildad de mi madre, seguro le hubiera enseñado y transmitido lo que sabía, solo bastaba con pedirlo. Recuerde que el cargo al que accedió no fue por ningún mérito destacable. Los hombres no actúan así. Los hombres tenemos madres, y nuestras madres son dignas.

Lamento el lobbie que algún alto funcionario realizó por alguno de los mencionados.

Lamento que haya desaparecido el historial clínico de mi madre en el Programa de Recursos Humanos.

Agradezco a amigos y amigas que nos saludaron, aprendí el valor de lo humano. Sin importar sus estudios, cargos o situación laboral, ellos entienden el concepto de la vida, muchas gracias.

Agradezco los que sintiéndose impotentes llevaron a cabo panfletos y los colocaron en distintos lugares.

Hemos de confiar que la justicia actúe, no podemos ni debemos actuar como los que hacen daño.

Nadie muere con dignidad, pero sí se vive dignamente.

Dios nos de la luz y claridad para discernir lo que es bueno, lo que es agradable a él.

Comentá la nota