"Lo más grave es la amenaza del desempleo" .

Para el economista, adelantar las elecciones afectó la compra de bienes durables como heladeras, lavarropas, televisores y autos, pero no se notó en alimentos, bebidas, cigarrillos o medicamentos.
¿Cómo sigue la economía hasta las elecciones y luego en el segundo semestre?

"Vamos a ver si en el segundo semestre el gobierno replantea la política económica o se sigue con lo mismo. Nosotros recomendamos un replanteo porque hay varias cosas que están muy desviadas y ya quedarían dos años y medio para las elecciones, donde uno podría tomar medidas impopulares sin que se estuviera tan asustado en los efectos de los votos, como arreglar los subsidios que paga el Gobierno para que la gente que use el tren, el colectivo, el subte, o consume gas natural y no paga el costo sino mucho menos. El ajuste sería que paguen por lo menos el costo de lo que consumen y eso podría ahorrar mucho en el sector público.

¿Si no se realizan esos ajustes, qué otros recursos quedan a mano?

"Son 3 cosas. Hay que arreglar con el FMI (Fondo Monetario Internacional), que puede conseguir un crédito por us$10.000 millones frescos, y eso significa que también hay que arreglar con el Club de París para salir del default que estamos desde 2001, terminar de arreglar el default de los bonistas que no aceptaron la propuesta de Lavagna y auditar el Indec".

¿Hay que corregir el tipo de cambio?

"Sí, pero no mucho. Un 5-6% más a lo actual, es una cosa pequeña, la paridad teórica del dólar tendría que estar entre 3.90 y 4.10 hacia fin de año, más no hace falta. El Central se manejó bien con una situación del mundo muy difícil, y logró ir ajustando el tipo de cambio sin provocar una corrida".

¿Cómo estima que terminará el año con la inflación?

"Más o menos en 14%, o sea que ahora viene bajando del 22% que terminó el año pasado, la tasa anual entre abril 08 y abril 09 está en 16%, viene bajando y puede estar entre 12 y 14% para fin de año. Pero, hay más inflación de la que esperábamos, sobre todo porque cuando vino la presión inflacionaria, Moreno (secretario de Comercio Interior) llamó a las empresas para decirles que no se les ocurriera aumentar los precios y compensaran los mayores costos con más volumen de producción. Eso dio resultado varios años y no hizo falta trasladar suba de costo a precios de venta. Ahora el problema es que el volumen cayó y hay que empezar a pensar en trasladar costos a precios porque los volúmenes son bajos, y no permiten absorber los costos fijos como antes. Hay una cierta inflación que estuvo postergada".

Esto puede darse en productos clave, como la leche, la carne…

"Sí, en productos de este tipo y también en productos de consumo masivo industriales, porque no fueron trasladados en su momento. En la carne va a dar algo peor: que el consumo per cápita de carne que está en 65 kilos por persona, la producción va a ser de 55, o sea que van a faltar al menos 10 kilos por persona por año, entonces ¿cómo se va a cubrir? O sube el precio de la carne para que baje el consumo o se importa carne de Uruguay o Brasil, pero ojo esa carne está a precio internacional, o sea que va a ser mucho más cara que la de acá".

¿Cuáles serán los problemas más graves que tendrá la gente tras las elecciones?

"Lo más grave, tanto hasta las elecciones como después, es la amenaza de desempleo. Tras las elecciones viene realmente el desempleo, porque las empresas no pueden mantener ese nivel de producción porque las ventas son menores y tampoco se exporta, de manera tal que van a aparecer los despidos, en algunos casos está sucediendo, pero en niveles gerenciales, después siguen los empleados.

¿Entre las industrias, sólo las de alimentos esquivan la caída?

"Sí, se salvan alimentos, bebida, tabaco y medicamentos, ¿por qué? Porque a la gente le sobra plata, porque no compra bienes durables, entonces gasta más en esto y a su vez son compras de todos los días. Por eso le queda un poco de margen para gastar también en cigarrillos y en medicamentos, donde se gastó porque hubo muchas amenazas de enfermedades".

¿Puede darse una situación de estancamiento con inflación?

"Se está dando. Hay recesión con mayor inflación, este mes la inflación fue de 1,3% y el Indec publicó 0,3%. Es como el fin de la magia, porque los precios se mantenían porque el mayor costo no se trasladaba porque el volumen aumentaba. Entonces ahora que hay recesión, esos costos fijos quedan desproporcionadamente grandes para el pequeño volumen que se está produciendo y en consecuencia se trasladan al precio de venta.

Comentá la nota