Ex Grassi reactiva hornos y esperan reabrir Carbometal

La situación de ambas fábricas genera esperanzas en los pobladores del distrito que, sumado al turismo, puede sacar de la postergación al lugar.
El Nihuil viene padeciendo desde hace muchos años la carencia de fuentes de trabajo a partir del cierre de las dos principales fuentes de trabajo que eran Industrias Siderúrgicas Grassi y Carbometal, empresas fundadas por los ingenieros Luis Grassi y Florencio Casale, respectivamente, y con posterioridad fueron puestas en marcha pero sin la misma continuidad que antes.

Hoy se abre un nuevo horizonte para los pobladores de ese castigado distrito, muy venido a menos, con una población estable de alrededor de 1200 habitantes, y que en temporada estival llega a los 3500 por el desembarco de turistas provenientes de distintos puntos del país y, ahora también, del extranjero.

Tras dos meses de cierre, en agosto volvió a reiniciar su actividad la ex Grassi, hoy Electroaleaciones El Nihuil, que tiene un horno en funcionamiento y ocupa 70 operaciones, aunque se está cargando un segundo para su próxima puesta en marcha, mientras se está reparando un tercero con igual propósito.

Mientras se mantiene latente la posibilidad de la reapertura de la ex planta de Carbometal, la cual se encuentra en estado ruinoso, se dice que la empresa Techint está interesada en su puesta en marcha, lo cual es muy alentador. Máxime si tiene asegurada la venta de la producción al exterior.

Comentá la nota