Grasselli dijo que los médicos residentes perciben becas nacionales o provinciales.

El ministro de Salud, Gustavo Grasselli, dijo que los médicos residentes deben sumarse a las tareas de refuerzo del Sistema Sanitario ante el crecimiento de la demanda de pacientes en el hospital "Vera Barros", además del operativo organizado con motivo del paso del Rally Dakar por la Provincia.
Grasselli agregó que estos profesionales podrán organizar sus guardias de forma tal que también puedan tomarse el período de licencia correspondiente. La medida también alcanza a los médicos de planta del nosocomio. Los residentes presentarán hoy una acción de amparo.

Al respecto, el secretario de Salud, Elio Díaz Moreno se reunió con los jefes de Servicio del hospital y representantes de los médicos residentes a fin de organizar el trabajo durante la época estival, y aclarar algunos puntos respecto de los derechos y obligaciones de los profesionales que accedieron a las residencias.

Durante el encuentro, Díaz Moreno solicitó a los médicos residentes que "estén dispuestos a atender las necesidades del Servicio de Salud de la Provincia", y ratificó que estarán permanentemente respaldados por médicos de planta del nosocomio.

Asimismo, el ministro Grasselli explicó que los médicos residentes perciben becas nacionales o provinciales y que, entre las tareas a realizar, se encuentra la cobertura de guardias, las que, "no se pagan aparte".

"Los médicos residentes se están especializando en un área de la medicina y esta capacitación les abrirá las puertas a diversas áreas del conocimiento y a mejores posibilidades de trabajo", agregó.

Grasselli precisó además que estos profesionales están obligados a prestar sus funciones de manera exclusiva con el sector público. "Quienes violen esta norma, perderán la beca, y no pueden volver a ingresar nuevamente en otra residencia a nivel nacional", añadió.

Luego, manifestó que ante el panorama que debe enfrentar el Sistema Sanitario provincial, los jefes de Servicio de las especialidades críticas "tienen postergadas sus licencias sin fecha, lo cual demuestra que la coyuntura requiere que todos aporten", a la prestación del Servicio de Salud.

Incluso, Grasselli destacó que el crecimiento de la demanda provocó que algunos de estos responsables de áreas deban cubrir más guardias que en tiempos normales "sin percibir remuneración".

También recordó que cuando hizo su residencia médica "hemos prestado servicios con el afán de capacitarnos cada vez más, quedando en un lugar secundario el pago y la licencia".

Finalmente, Grasselli anticipó, que ante algunas bajas producidas en la planta de personal y la mayor demanda debido a las mejoras en la atención en el hospital, está gestionando la incorporación de nuevos médicos y enfermeros al Sistema de Salud Pública.

Comentá la nota