Los granos víctimas de la contracción de mercados

Los precios de la soja, del maíz y del trigo retrocedieron en el mercado a futuro de Chicago, afectados por un dólar más fuerte, un mercado petrolero contraído y la ausencia de amenazas meteorológicas para las cosechas.
"La debilidad del mercado está principalmente vinculada con la baja del crudo, el fortalecimiento del dólar y las inexistentes amenazas meteorológicas", explicó Joe Victor, de Allendale.

El contexto de prudencia reforzada el lunes, sobre un trasfondo de inquietudes en el calendario de la reactivación económica, hizo presión sobre los mercados bursátiles, provocando la baja del precio del crudo, al orientarse los inversores hacia el dólar.

La soja y el maíz son tradicionalmente más sensibles a la evolución del precio del barril de petróleo, debido a su presencia en la fabricación de biocombustibles.

El retroceso del mercado estaba vinculado "en primer lugar con los indicadores económicos", subrayó Joe Victor, entre otros luego de la publicación el viernes de un índice de confianza de los consumidores nada alentador en Estados Unidos.

La contracción se observó en el conjunto de las materias primas agrícolas, como el algodón, el cacao o el azúcar, añadió Victor.

El contrato de granos de soja para setiembre bajó 3,56% a 363,04 dólares la tonelada.

El contrato de maíz para entrega en setiembre cerró a 123,72 dólares tras una baja de 1,57%.

El del trigo para setiembre terminó con 2,08% menos a 173,34 dólares.

Los precios del aceite y de las harinas de soja terminaron a la baja.

Comentá la nota