Los grandes proyectos, en manos de De Vido

El brasileño Bndes ve difícil financiar obras en Córdoba.
San Pablo. La posibilidad de que Córdoba consiga financiar grandes obras de infraestructura a través de créditos del Banco Nacional de Desarrollo de Brasil (Bndes) entró en zona de riesgo a partir de los pronósticos de una crisis más profunda de la esperada en este país.

El Gobierno de Córdoba proyectaba financiar gasoductos en el centro y en el sur, además del cierre de la avenida Circunvalación y el hospital del noreste de la ciudad de Córdoba con una línea especial, por 600 millones de dólares, que aportaría el poderoso Bndes, con créditos de bajo interés y largo plazo a empresas brasileñas que resultasen adjudicatarias de las obras.

La gestión de Juan Schiaretti redujo ahora al 45 por ciento el financiamiento que deben aportar los eventuales ganadores, por lo que el resto debería ser aportado por la Provincia o por el Gobierno nacional, a través del ministerio que conduce Julio De Vido. “La Nación puede llegar a colaborar con el financiamiento”, reconoció Hugo Testa, titular de Obras Públicas de la Provincia.

Se cierra la canilla. “Hemos recibido este pedido y estamos estudiando la situación, todavía no hay una decisión”, respondió por correo electrónico a La Voz del Interior un vocero del Bndes.

Pese a la confianza de Testa, otra fuente del Bndes consultada por este diario, muy cercana al presidente de la institución, Luciano Coutinho, le bajó el dedo a esa alternativa. “Está en estudio”, insistió, expresión que dista de colocar a los créditos como un hecho consumado.

La apertura de las licitaciones fue suspendida hasta mediados de diciembre por el Gobierno cordobés a pedido de las empresas, según se dijo. Aunque el gobierno brasileño consideró que el freno a su economía por la crisis global no iba a impedir un crecimiento del cuatro por ciento en 2009, algunos economistas ya advierten que no será posible alcanzar ese nivel.

El crecimiento de Brasil es vital, entre otras cosas, para los exportadores cordobeses de manufacturas.

A ello se suma que distintos sectores, como el automotor, le están pidiendo al presidente Lula apoyo financiero para mantener en actividad a las industrias y no despedir personal. Argentina prevé anunciar hoy medidas de aliento al sector.

Comentá la nota