Dos grandes grupos con nuevos equipamientos

Están en los potenciales beneficiarios de la medida, aquellos que ya están instalados y quieren o necesitan dinero para comprar muebles nuevos, proveerse de mercaderías o una computadora nueva y luego aquellos que quieren iniciar alguna actividad puntual y tienen experiencia demostrable en ello.

"Había un proyecto que nos entusiasmó mucho, el de una señora de origen muy humilde que tiene una pañalera aunque no de manera individual sino asociada a otras personas, y consiguió la asistencia y en ese caso dada la sustentabilidad del caso se le dio con la sola firma, y se consideró fundamentalmente el carácter social de impacto", indicó.

"Además hay un caso que está pendiente de salir, que es un joven que es un profesional pero tiene una carencia desde el punto de vista físico que lo ponen en una situación bastante más difícil de nosotros que tenemos la gracia de Dios de disponer de ciertas funcionalidades que en este caso están acotadas pero pidió instalar un super kiosco, que lo va a atender uno de sus hermanos y él lo va a supervisar porque es licenciado en administración.

Es un chico que tiene la capacitación técnica pero no tiene el capital para poner el negocio y aparte tiene un problema físico que no le permite manejar ese tipo de cosas, y entendemos que va a ser viable. Está en espera porque no completó sus antecedentes", explicó Romea

Comentá la nota