Las grandes cadenas concentran las ventas de celulares caros

Aun en los momentos de mayor inflación, el canal ‘retail’ atrae a quienes buscan los teléfonos de gama alta, buscados por quienes ven en los aparatos un símbolo de estatus
El mapa de la venta de celulares se modificó en los últimos años. Las cadenas de electrodomésticos fueron ganando cuota de mercado a los típicos comercios de agentes oficiales y, además, en ellas se venden los equipos más costosos.

El universo de teléfonos móviles se divide en aparatos de gama baja, media, alta, premium y –la más nueva– BAM (sigla de Banda Ancha Móvil). En grandes tiendas, la comercialización del segmento alto se mantuvo entre abril de 2008 y mayo de 2009 entre un 43% y 44%, con picos de entre el 67% y 69% en enero y febrero pasados. Los de gama media representaron en gran parte del año entre el 20% y el 30%, con una caída al 13% y 12% precisamente en el primero y segundo mes del año, el momento en que los más caros exhibieron el liderazgo. La categoría baja descendió en su participación del 19% al 11%; al tiempo que los calificados premium absorbieron entre un 7% y un 13% de las ventas durante esos 14 meses. La categoría BAM, en tanto, comenzó a ser medible en enero pasado, cuando absorbió apenas el 1% de las ventas de celulares en retail y fue ascendiendo progresivamente hasta llegar al 8% en mayo pasado.

"El retail concentra hasta el 40% de las ventas de celulares, dependiendo de la operadora", asegura Raúl Amigo, socio gerente de La Línea, que, además de hacer este relevamiento, es la empresa en la que algunas prestadoras del servicio de telefonía móvil tercerizan la venta en ese canal.

Germán Wiefling, gerente de Servicios de Garbarino, coincide en que "el ticket promedio del canal retail es superior al promedio" y lo atribuye a que "el esquema de financiación es mayor que en el de los agentes oficiales, donde no tenés acceso a comprar un equipo en doce cuotas".

Según el ejecutivo, las cadenas de electrodomésticos ofrecen un abanico de opciones que incluyen hasta a los clientes no bancarizados, lo cual atrae fundamentalmente a quienes ven al celular como un activo que les confiere estatus y les significa una gratificación. "Es un aspiracional", recordó.

Indemnes a la inflación

Hernán Manfredi, gerente de Marketing Electrónica de Megatone, asegura que "los celulares baratos prácticamente no se venden" en las cadenas, aún en épocas de mayor inflación.

De acuerdo con el trabajo de La Línea, Nokia fue la marca más vendida en el segmento de gama alta; mientras que en gama media la disputa en los últimos meses fue mayor y menos estable, con la finlandesa y la coreana Samsung disputándose los mejores puestos, luego de un 2008 en el que la sueca SonyEricsson había ganado terreno.

Sin embargo, fuera de los micrófonos otras empresas de venta de electrodomésticos aseguran que, mientras la comercialización de teléfonos móviles "fue un gran negocio", en los últimos meses las restricciones a las importaciones limitó la actividad y los márgenes de ganancia. Inclusive, algunas de ellas abandonaron el rubro, mientras que el resto está atento al tratamiento del denominado "impuestazo electrónico".

Comentá la nota