Sin grandes anuncios pero defendiendo lo conseguido

La excelente relación con el gobernador Daniel Scioli, la posibilidad de novedades sobre el emisario submarino antes de fin de año y prontas definiciones sobre el servicio educativo municipal, son algunos de los aspectos destacados del balance que hace el intendente Gustavo Pulti al cumplir su primer año de gestión.
Como siempre lo hizo en tiempos de concejal, Gustavo Pulti, ahora intendente, cuida las palabras. Casi que se muerde el labio inferior cuando está a punto de hacer un anuncio. Se ha propuesto mostrar gestión, sin anticipos rimbombantes que luego se cumplen parcialmente o directamente no se cumplen.

Una extensa entrevista repasando su primer año de gestión, que se cumple este miércoles 10, en coincidencia con el 25º aniversario de la recuperación de la democracia, período que de manera ininterrumpida desde hace veinte lo tiene precisamente a Pulti, aquí en Mar del Plata, en posiciones de servicio público.

---¿Cómo se siente a poco de cumplir el primer año como intendente?

---Entusiasmado y con muchas ganas de mejorar Mar del Plata: si bien logramos salir de la quietud y poner en marcha una gestión con un gobierno que trabaja, somos conscientes que es necesario redoblar los esfuerzos.

---¿En qué cuestiones siente satisfacción por haber tenido logros?

---En eso que decía: haber puesto en marcha una gestión, y también en haber alcanzado cosas concretas como el colector noroeste, que por primera vez en diez años se estén arreglando las salas de salud; se empezó un plan de recuperación de la red vial con un nivel de inversiones de 39 millones en una primera parte, es decir una inversión que hacía muchos años en Mar del Plata no se llevaba a cabo.

Cuando decimos que pusimos en marcha una gestión nos referimos a los talleres culturales en los barrios, a formar un coro con chicos de distintos barrios, a que las escuelas rurales y diversos sectores hicieran los talleres de reconstrucción de la memoria con registros fotográficos, orales u audiovisuales. Y cuando decimos de haber roto ciertas inercias, nos referimos a la terminal ferroautormotora que ahora sí está en marcha, después de cuatro décadas de proyectos, se compraron y escrituraron 63 hectáreas para la disposición final de residuos, con un proceso de licitación que se encuentra abierto con tres ofertas para el tratamiento de esos residuos. Son indicadores para una ciudad que quiere mejorar, y una ciudad que tiene simplemente voluntad de gobierno en su gobierno.

---¿Y en qué se reconoce insatisfecho?

---Ningún gobernante puede estar conforme hasta que no se logre metas como la de que exista la salud para todos, o la de achicar la brecha que existe entre los sectores de la comunidad en mejor posición y los que menos tienen.

Creo que hay que seguir mejorando mucho las prestaciones en los servicios de salud, también modernizar los sistemas de administración. Y para esto, en todos los casos, creemos que lo mejor es el trabajo día a día, en equipo y sin anuncios grandilocuentes. Un ejemplo claro, el arreglo de las calles: lo hicimos con las máquinas trabajando. O como fue en la campaña electoral cuando hablamos de trabajar por una ciudad de doce meses, y en ese marco se inscribe, con esa misma estrategia de gestión se inscribe el involucrarnos en los problemas de la producción de Mar del Plata, caso de las necesidades del sector pesquero. También se inscribe en esto, la búsqueda de ampliación del Parque Industrial a través de la subasta que ocupa uno de los predios más extendidos del parque. En la misma estrategia se incluye la generación de acontecimientos culturales, deportivos, científicos, que más allá de la estación estival traigan visitantes a la ciudad y que movilicen el comercio, la hotelería y la gastronomía. Pasó la Davis, el Festival de Cine, estamos con la Feria del Libro.

Atraer acontecimientos

---¿Se trabaja para atraer otros acontecimientos?

---Sí, se trabaja en la agenda del año que viene. Nada muy sorprendente, lo hacemos también con prudencia, pero queremos que Mar del Plata tenga otros acontecimientos deportivos importantes, también para potenciar todavía más la Feria del Libro, para que haya más congresos, más convenciones. Y empezar a poner en valor el predio de ex Eseba, gracias a la Expo Construcción. Allí es el lugar para mostrar grandes máquinas como no se puede hacer en los hoteles.

--¿No debería existir un área específica de la Municipalidad, jerarquizada, para buscar que la ciudad sea sede de grandes congresos?

---El Emtur ya trabaja en esto con el buró de convenciones pero, sí, creo que la captación de grandes exposiciones es una línea de gestión que es probable que se transforme en un área.

---Cambiando de tema, ¿la Municipalidad cerrará el año con déficit?

---Las cuentas tienden a equilibrarse y nuestros esfuerzos van en ese sentido. Ahora los proveedores cobran con mayor regularidad, en los 30 ó 45 días previstos en las contrataciones. Es importante porque cuando asumimos la primera acción que tuvimos que hacer fue pedir recursos para pagar los sueldos de fin de año, luego renegociamos la deuda con la Provincia, mejoramos los niveles de recaudación y mantuvimos la gestión en términos de austeridad. Y no se utilizó el presupuesto para incorporar amigos del gobierno a la planta de personal.

---¿Qué sucederá próximamente con los sueldos de los empleados municipales?

---Tenemos buen diálogo con el sindicato y vamos a tratar de que la política salarial del gobierno local pueda satisfacer con equilibrio y prudencia la necesidades de los trabajadores.

Acompañar los esfuerzos privados

---Se ven inversiones importantes en distintos sectores de la ciudad. Constitución es un ejemplo ¿Cómo acompaña la comuna estos esfuerzos privados?

---La comuna sigue esas inversiones como también el mejoramiento de la oferta hotelera, que no sólo comprendió la bienvenida reapertura del Hotel Provincial, que también es esfuerzo privado. A lo que sí el gobierno local le ha puesto freno y no se autorizó ninguna es a la construcción de torres en la costa. La inversión inmobiliaria puede ser buena en la medida que no agreda urbanísticamente, y en la medida que en que guarde ciertas pautas, estéticas y de altura compatibles con la preservación del principal capital urbanístico que es la belleza de la costa. Las inversiones que nosotros acompañamos son las que están dentro de las normas.

---¿La Municipalidad está endeudada?

---La Municipalidad arrastra algunas deudas que recién se terminarán en el año 2016. Ocurre esto porque no se hizo un uso racional del crédito, sino que hubo excesos. Nosotros hemos recurrido al crédito, por que es una herramienta válida, pero lo hicimos con mucha `prudencia, y para emprendimientos realmente importantes: el primer ejemplo es el arreglo de calles, también la extensión de los servicios de gas al sur, el mejoramiento del paseo costero, que en una ciudad que vive de la industria pero también del turismo, es un capital.

---¿La Municipalidad se está convirtiendo en Scioli-dependiente, o es que realmente el gobernador es un enamorado de Mar del Plata?

---La Municipalidad no es Scioli-dependiente y además el gobernador no plantea la relación en esos términos, el gobernador como dijimos en la campaña electoral antes que nos eligieran a ambos es casi un marplatense más. Lo que también ocurre es que hemos desarrollado una buena relación personal, y compartimos criterios de gestión, que son muy útiles para mejorar Mar del Plata. Por eso se realizó junto a la Provincia la Feria del Libro, la Copa Davis, por eso se desarrolló la inversión de ampliación de Martínez de Hoz, para compatibilizar la actividad turística con el uso productivo del sector.ñ

---¿Cómo marcha el proyecto del emisario submarino desde la planta de efluentes?

---En el transcurso de este año, se llamó a licitación y se tuvieron tres ofertas, sobre las que se hizo la evaluación técnica y su calificación, y ahora se abrió el sobre con las ofertas financieras, por la antes de fin de año podemos tener algunas novedades.

---El año que viene, y con motivo de los cambios en educación, ¿habrá menos escuelas secundarias municipales?

---Ningún servicio municipal desaparecerá, de hecho no hubo ni habrá una iniciativa en ese sentido. Lo que queremos asegurar es el financiamiento del sistema porque hablar de educación sin asegurar el financiamiento es demagogia. Hemos estado buena parte de este año negociando con el ministro Oporto el incremento de los subsidios educativos. Mar del Plata es la única municipalidad de la Argentina que paga 95 millones anuales de salarios y recibe como subsidio 34, un tercio de la masa salarial de la Municipalidad son salarios docentes. En consecuencia, responder al desafío de una financiamiento justo para los servicios educativos municipales es como las dos caras de una misma moneda. Hay que responder a una buena política de mantenimiento urbano, de atención de los servicios de salud, y de financiamiento ordinario del municipio. En estos días se llega a una instancia definitoria en la cuestión. Ayer (por el pasado viernes) estuve reunido con el ministro Oporto, con el secretario de Educación de la Provincia, con el secretario general de la Provincia, y con el ministro de Economía tratando este tema.

Mirando el 2009, un año electoral

La entrevista con Gustavo Pulti sobre su primer año de gestión como intendente también discurrió sobre las perspectivas político electorales del año 2009. Algunas de sus expresiones en tal contexto:

* Electoralmente hablando, pienso que lo mejor que podría suceder es que se dé un amplio debate sobre lo que Mar del Plata debe hacer, y que la gente, en forma participativa, pueda hacer sus propias evaluaciones.

* ¿Qué pienso de la oposición? No tengo quejas, creo que (los concejales de la oposición) trataron de hacer su trabajo, de la mejor manera que han podido.

* ¿Cómo se ubicarán Pulti y Acción Marplatense de cara a las elecciones?

Vamos a presentar nuestros candidatos y nuestras opiniones tal como lo hicimos en todas las oportunidades. Somos un partido de Mar del Plata y defendemos los intereses de Mar del Plata. Tenemos la mejor relación de gestión con el gobierno provincial y con el gobierno nacional. Claro que, como siempre, no nos da lo mismo que se defienda el mercado interno, o que se privilegie un modelo especulativo; no nos da lo mismo que se proteja la industria y turismo nacional que se privilegie la importación y el envío de turistas al exterior; no nos resulta igual un dólar barato que un dólar que permita la mejor actividad económica para los trabajadores de Mar del Plata. Y estas opiniones son las mismas que sostenemos de hace años. son las que definen qué modelo queremos que se defienda.

Comentá la nota