Río Grande restringe gastos para paliar los efectos de la crisis.

Como parte de las acciones que llevará adelante el municipio en el plano interno para equilibrar la merma en los ingresos producto de la caída de coparticipación nacional y la caída de los fondos de recaudación propia, el municipio de Río Grande implementará una fuerte política de restricción del gasto. Se busca optimizar los recursos y sostener el plan de gestión proyectado para el corriente año.
RIO GRANDE - Luego de la reunión mantenida ayer en la ciudad de Ushuaia, donde el intendente Jorge Martín se reunió con la gobernadora Fabiana Ríos y los intendentes Federico Sciurano y Claudio Queno, el mandatario riograndense llevó a cabo una reunión de gabinete en la que ordenó una fuerte reducción del gasto operativo del municipio.

Según las estimaciones y de acuerdo a lo expuesto en el mencionado encuentro entre los ejecutivos, la reducción en los ingresos públicos provenientes de Nación y de recaudación en la recaudación provincial y municipal, producto de la crisis, alcanzaría el 15 % respecto a lo presupuestado para el corriente año.

Ajustar el cinturón

El secretario de Gobierno, Pablo Blanco dio detalles del tenor de la reunión con el jefe comunal y las directivas a ejecutar por parte de las distintas secretarias del Municipio.

"Esto tiene que ver con la reunión mantenida ayer en Ushuaia donde se analizó entre otras cosas en el contexto de la crisis, la reducción de los recursos de los fondos que recibe la provincia y las implicancia que ello tiene en la coparticipación de recursos y la merma en la recaudación propia, ligada con el impacto de la crisis en el comercio", resaltó el funcionario

sobre el tenor del encuentro destacó que "el intendente nos recalcó un vez más la necesidad de agudizar el ingenio y optimizar los recursos restringiendo de la mejor manera los el uso de los recursos de modo que no se afecte la normal prestación de los servicios y el desarrollo del plan de gestión planteado para el corriente ejercicio 2009".

Luego resaltó que "todo aquello que se pueda mejorar en el ahorro del gasto, será destinado a las distintas instancias que sean afectadas por la merma de recursos y la actividad económica produzcan la ciudad", dijo, y agregó, "la idea es gastar los recursos de la mejor manera posible para que no se resientas los servicios y controles que la Municipalidad lleva adelante ante esta merma que alcanzaría el 15 % del presupuesto".

Consultado respecto a lo que tiene que ver con la continuidad de todo lo planteado para el corriente año, indicó: "El Municipio tiene un plan de obra pública que continuará llevando delante de cualquier modo, las restricciones se orientaran a reforzar las obras que generan una mayor obra pública y así generar empleo, son temas que se irán definiendo en el transcurso de los próximos días", concluyó diciendo el secretario de gobierno del Municipio de Río Grande, Pablo Blanco.

Comentá la nota