La "Gran Pitingo": ¿Silenciosa 'venganza' de un intendente K?

Además de un veterano de la política que llegó a intendente de su distrito, Mar Chiquita, Jorge "Pitingo" Paredi es un archi-fanático hincha de Boca, Club con el que hasta hoy tiene, quizá, las dos mejores anécdotas de toda su vida: llevar en andas a Diego Armando Maradona en la final del metropolitano del ’81 –el único campeonato que ganó el astro del fútbol mundial con la camiseta xeneize- y participar, siendo intendente, en una película en honor al actual DT de la Selección en el rol de periodista.

A partir de mañana tendrá, seguro, una más para sumar a su anecdotario: es que habrá de haber cumplido con una silenciosa venganza cuando se reúna a "festejar el triunfo" de Néstor Kirchner el 28 de Junio en Mar Chiquita, en el predio de la mismísima Sociedad Rural de Coronel Vidal, una localidad de su propio partido, que se transformó casi en una meca de las protestas anti-K.

Se trata del mismo lugar en el que desfilaron a principios de año los principales referentes de la oposición, entre otros Felipe Solá; Elisa Carrió y Francisco de Narváez, en el marco de una jornada que reunió a la Mesa de Enlace en pleno con casi medio centenar de entidades rurales de la Provincia, para vomitar un rosario antikirchnerista.

La comunión del lugar con el motivo del festejo, no es, no obstante, lo único que sostiene la condición de una segura próxima anécdota. A esa 'rareza' hay que sumarle un secreto bien guardado de parte del intendente K.

Dicen en Mar Chiquita que el Municipio alquiló el predio de la Sociedad Rural a principios del mes pasado para realizar un "evento", del que jamás se supo el motivo. Recién hoy, 24 horas antes del mismo, finalmente se develó la incógnita: "Pitingo" Paredi "festejará" mañana, en el mismísimo predio de la Sociedad Rural que sacó chapa del más ‘anti-k’ de la zona, precisamente el triunfo de Néstor Kirchner en Mar Chiquita, donde logró imponerse con el 37% de los votos el pasado 28 de junio.

¿Se habrá jurado internamente y habrá guardado –celoso- en secreto esta "venganza" el intendente para cobrarse la atragantada que le provocó a él, justamente, un kirchnerista que hace gala de su condición de tal –tiene casi empapelado su despacho con fotos del ex presidente y de la actual mandataria- que sus chacareros le convirtieran a su partido en un templo antikirchnerista en enero último?.

Una pregunta sin respuesta que, sin embargo, devela una cereteza: los 'gauchos' tendrán que fumarse que mañana, su propia casa, se convierta al menos por un día en un verdadero altar kirchnerista.

Comentá la nota