Gran operativo policial para la seguridad de los corsos.

En una rueda de prensa, autoridades policiales y municipales, junto con los organizadores, dieron precisiones sobre el tema. De esta manera, buscan garantizar el paso de los comparseros y del público en general.
Con el fin de garantizar la seguridad en el predio de los carnavales, como también en las inmediaciones del lugar, autoridades provinciales y municipales, junto con funcionarios de la Policía de Corrientes y organizadores de la edición 2009 de los Carnavales Correntinos, coordinaron un amplio operativo. De acuerdo con los detalles brindados ayer en una conferencia de prensa, más de 250 policías y 40 agentes de tránsito serán los afectados para “no dejar nada librado al azar en la fiesta del carnaval”, según indicaron.

Los operativos se desarrollarán desde las 19 de cada día de desfile de comparsas en la avenida Gregorio Pomar y alrededores. Para ello, habrá un total de 200 hombres apostados en las bocacalles de acceso al predio, en los pasajes entre las tribunas y las vallas, en el inicio y la culminación de la calle del desfile, en los alrededores de los palcos y en el estacionamiento.

El ingreso del público se hará por avenida Centenario, cuyo tránsito será interrumpido recién después de los accesos al shopping y al Casino para permitir el normal desarrollo de la actividad comercial, mientras que los integrantes de las comparsas ingresarán por avenida Armenia.

En ambas avenidas se deberá desviar los vehículos que no se dirijan a los corsos o a los centros comerciales, los que deberán continuar camino por calles adyacentes como Juan José Paso, Tacuarí o Niño Jesús, hasta llegar a la avenida Chacabuco.

El operativo contará con 8 móviles policiales, caballería y una comisaría móvil, además de 20 vehículos para el control del tránsito.

Comentá la nota