La Gran Delpo

La Gran Delpo
A 32 años del título de Vilas en el US Open, Del Potro lo quiere imitar: bajó a Cilic en cuatro sets y en semi va con Rafa o Feña.
A 32 años del título de Guillermo Vilas en Forest Hills, Juan Martín Del Potro mostró su nivel frente al croata Marin Cilic, dio vuelta un partido que venía muy complicado y lo liquidó 4-6, 6-3, 6-2 y 6-1. Así, sólido, sigue en busca de su sueño: ganar el US Open. De la Gran Willy a la Gran Delpo. Mañana buscará un lugar en la final frente a Rafael Nadal o Fernando González, que jugaban anoche, si la lluvia los dejaba.

Cuando hablamos de click, no nos referimos a la película que protagonizó Adam Sandler. Del Potro la tenía fea con Cilic, había perdido el primer set, comenzó el segundo con un quiebre en contra y no mostraba síntomas de respuesta. Nada. Como la Selección Argentina... Pero en el quinto game del segundo parcial, el tandilense levantó un 0-30 con su saque, se llevó ese juego y cuatro más al hilo. Juan Martín pareció apoderarse de la energía del viento que se arremolinaba en el Arthur Ashe, se transformó en un huracán y destrozó al croata. En los puntos clave mostró su fortaleza. Y varias veces el puño apretado en el festejo.

Cilic estuvo intratable desde el comienzo, agresivo con el saque y muy seguro para ejecutar sus tiros. Parecía que haberle ganado a Andy Murray en octavos lo había llenado de confianza. En el 2-2 del primer set, Cilic se puso 0-40 y generó las primeras chances de quiebre; el argentino levantó dos, pero en la tercera oportunidad el croata tiró un passing milimétrico, con Delpo en la red, y logró la primera diferencia. Siempre basando su juego en un servicio fuerte y con mucho efecto, Cilic se llevó el primer set y quebró en el inicio del segundo. Ahí fue cuando el tandilense mostró su peor faceta: cometió dos doble faltas en ese game, la segunda para darle el quiebre al croata. Pero la Torre de Tandil volvió a demostrar que no se da por vencido, y cuando estaba 2-3 quebró, ganó todos los games siguientes y emparejó el partido: un set por lado.

Desde ahí Delpo fue una aplanadora. Dos sets con tiros potentes a las líneas, atacando constantemente, sumado a la baja en el nivel de Cilic. Además, el tandilense aprovechó las ocho chances de quiebre que tuvo, 100% de efectividad, mientras que el croata (17° del mundo) también dispuso de ocho oportunidades, pero sólo ganó tres. Vital para llevarse el partido. No es fácil generar chances de quiebre y menos ganarlas, pero en ese aspecto Delpo mostró por qué está donde está: desde el lunes volverá al quinto puesto del ranking. Merecido.

Esta vez, Juan Martín no logró tantos puntos gratis -metió seis aces-, pero anduvo bien con su primer servicio (ganó 51 de los 62 que jugó con su primer saque). Tanto Delpo como Cilic jugaron pelotas muy profundas, y anduvieron parejos con los winners (29-27 para Cilic), pero el croata cometió más del doble de errores no forzados que el tandilense (53-24).

Sin embargo, Delpo no se conforma. Después de Vilas (75, 76, 77 y 82) y Nalbandian (2003), es el tercero en llegar a semi del US Open (reparte 24.000.000 de dólares).

Comentá la nota