Gran concurrencia de asistentes en un encuentro de turismo rural

Ingenieros agrónomos, especialistas y vecinos de Villa Mercedes, expusieron sus propuestas y proyectos para alcanzar proyectos de desarrollo económico en las XV Jornadas de Cultura Sanluiseña. Proponen crear circuitos que recorran ciudades que ofrezcan sus productos regionales, artesanías y servicios.
Docentes, alumnos, historiadores, científicos y artistas participaron de las 15º Jornadas de Cultura Sanluiseña y Turismo Rural que se realizaron en el complejo Héctor Aubert. Los vecinos del ex puente de madera expusieron el proyecto con el que intentan convertir al Dique Vulpiani en un corredor histórico, deportivo y cultural. También disertaron especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA). Más de 250 asistentes superaron las expectativas de los organizadores.

"El turismo rural, por un lado, debe generar una buena experiencia para los visitantes y debe dejar contentos a los turistas porque si no no regresan; debe generar dinero para las empresas –grandes y chicas- que desarrollan desde servicios hasta souvenires, alimentos, artesanías y también debe beneficiar a la comunidad local -aunque no participe en el negocio turístico de manera directa- que debe observar que se revalorizan su cultura, su historia y sus valores", dijo el ingeniero Ernesto Barrera, docente de la UBA.

Barrera, que es presidente de la Cámara Argentina de Turismo Rural, diseñó el "Proyecto Ruta de la Yerba Mate", un circuito que recorre Misiones y Corrientes y que propone visitar plantaciones y estancias y adentrarse en la selva para conocer al producto más emblemático de la cultura mesopotámica. Marcelo Pereyra, del INTA San Luis, habló de la iniciativa que realizan en el norte de la provincia, en Concarán, donde intentan explotar los emprendimientos que existen en campos, estancias y fincas. Allí buscan integrar las ofertas gastronómicas, hoteleras, culturales, históricas y comerciales.

"El turismo rural es una actividad que busca generar empleo a partir de la articulación de la producción agropecuaria, las artesanías, el hospedaje y la gastronomía. El turista que llega al norte de San Luis quiere comer cabrito, buscan los elementos regionales elaborados en la zona. Estamos en una etapa ardua que es que los lugares que ofrecen esto, se reconozcan como un circuito a partir de los productos locales y de sus servicios", comentó Pereyra.

Los vecinos del ex Puente de Madera de Villa Mercedes también expusieron su proyecto, en sintonía con las propuestas de desarrollo turístico. "Tenemos por objetivo la revalorización del viejo Dique Vulpiani, creemos que es una zona que tiene mucho potencial de crecimiento. Creo que a través de la revalorización histórica podemos crear un centro de turismo que le hace falta a la ciudad, porque es una de las obras más importantes que ha tenido Argentina en la historia. Los vecinos nos hemos juntado, trabajamos en esto y es una tarea ardua pero queremos preservarlo también como patrimonio hoy que está en boga tanto el tema del medio ambiente", comentó María Teresa Flores.

El proyecto vecinal busca convertir los accesos al Vulpiani en un corredor de esparcimiento y donde se puedan practicar deportes. El plan comprende la reactivación del sector de la ciudad que va desde el Ex Puente de Madera hasta el dique con asfalto, luminarias, bicisendas, espacios recreativos y zonas de descanso.Además, proponen la creación de un nuevo destacamento policial y una capilla.

El ingeniero Ángel Pelaitay, del INTA San Luis, también se involucró con la idea de revalorizar al dique Vulpiani. "Se han unido los dos intereses con un mismo fin, nosotros con el afán de ayudar al desarrollo local y buscando la posibilidad de desarrollar la nueva visión del turismo rural, que es que participen todos. "Acá la ciudadanía está apostando a que se revaloricen sus lugares históricos, sus habilidades e inclusive las costumbres y buscamos también que se aumente la identidad de las personas con respecto a su lugar de origen", comentó.

Un equipo docente coordinó las actividades. "Lo nuestro tiene que ver con que este bicentenario no solamente tiene que traer festejos sino la creación de proyectos que traten de crear desarrollo, de mejorar los problemas básicos que tenemos en el país. Por eso estuvieron invitados representantes de todas las municipalidades de San Luis porque cada una puede aprovechar lo que tiene a su alrededor para crear proyectos de turismo rural", comentó Laura de Rodríguez.

Héctor Aubert - que falleció el pasado 18 de julio-, fundador del complejo nativista y de estas jornadas recibió un homenaje. También recordaron a su amigo, Humberto Ottogalli. En tanto que, los artistas plásticos Mabel Cruseño, Hugo Saayavedra y Elva Pozzoli y Pedro Angió expusieron sus cuadros y esculturas.

Comentá la nota