Gran cantidad de paros docentes en la provincia de Entre Ríos

Un informe elaborado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) reveló que Entre Ríos es la provincia que más días de paro docente ha tenido entre diciembre de 2005 y junio de 2008.
Un informe elaborado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) reveló que Entre Ríos es la provincia que más días de paro docente ha tenido entre diciembre de 2005 y junio de 2008, aunque en ese período el salario de los maestros ha registrado un incremento del 121 por ciento, según publicó en su edición de ayer El Diario, de Paraná.

El estudio muestra que ha habido inversión aunque con notorias desigualdades por provincias y que las metas establecidas en la Ley de Financiamiento Educativo, sancionada a fines de 2005, todavía son una cuenta pendiente.

Entre diciembre de 2005 y junio de 2008 la suba de sueldo para un maestro entrerriano fue del 121 por ciento, por detrás de Santa Cruz, que aumentó 178 por ciento, y de Chaco, que registró un incremento del 122 por ciento. Pero a junio se habían perdido 18 días de clase, situación que ubicó a la provincia a la cabeza en la lista de provincias más conflictivas, seguida por Tierra del Fuego con 16.

A fines de 2005, el Congreso de la Nación sancionó la Ley de Financiamiento Educativo con el objetivo de priorizar la inversión educativa, y la imposición a los gobiernos nacional y provinciales de aumentar progresivamente el gasto entre 2006 y 2010, hasta alcanzar una participación del 6 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI).

También fijó como metas la eliminación en 2010 del analfabetismo; universalización de las salas de 4 y 5 años, y de la educación secundaria; la extensión de la jornada escolar para el 30 por ciento de los alumnos en el nivel primario; y la mejora de la calidad educativa. Si bien en materia de inversión el aumento se dio –aunque con notorias desigualdades– las metas educativas todavía son una cuenta pendiente.

El informe de Cippec da cuenta que “la única meta que puede ser medida en su primer año de ejecución no parece arrojar un panorama alentador. La extensión de la jornada escolar para llegar al 30 por ciento de la oferta en 2010 tiene como punto de partida la cobertura del 5 por ciento de la matrícula en 2005. Pero en 2006 no se había avanzado en este indicador, haciendo prever las dificultades que se presentan para lograr el cumplimiento de las metas educativas establecidas”.

El informe coordinado por el especialista Axel Rivas reconoce el aumento de la inversión, pero también esconde notorias desigualdades: “La Ley de Financiamiento Educativo no plantea ningún mecanismo concreto para corregir las enormes disparidades en el porcentaje del gasto total asignado a Educación (que varía desde el 34 por ciento de la provincia de Buenos Aires hasta el 11 por ciento de Santa Cruz, pasando por el 24 por ciento en Entre Ríos). Tal es así que reproduce esa estructura de desigualdades, obligando a que todas las provincias aumenten su esfuerzo por la educación, sin importar su punto de partida”, sostiene.

Comentá la nota