"Gran Bretaña tiene certeza de su soberanía en Malvinas"

"Gran Bretaña tiene certeza de su soberanía en Malvinas"
En un reportaje exclusivo con Clarín, el funcionario dijo que la relación bilateral es difícil porque "el gobierno argentino" se endureció sobre la cuestión de los hidrocarburos y la pesca.
Tres años después de ejercer su misión en Malvinas, el gobernador británico en las islas, Alan Huckle, dio su primer reportaje a un medio de Argentina.

Clarín debió enviar previamente las preguntas por escrito, y su segundo en cargo, Paul Martínez, asistió un poco con su español para que se respetaran los punto y coma.

Finalmente, este diplomático del Foreign Office, que en 2010 será reemplazado por el cónsul general del Reino Unido en Basora (Irak), Nigel Haywood, defendió las posturas de su país en el conflicto, aunque con el más auténtico humor inglés.

-¿Cree, como se dice, que este es el peor momento en las relaciones con Argentina desde 1990?

¿ No voy a comentar sobre ello pero, en el pasado, el gobierno argentino cooperó con el del Reino Unido alrededor de lo que llamamos el "paraguas de soberanía" en áreas de mutua ventaja. Eso se ha vuelto más difícil porque el gobierno argentino tomó acción contra la cuestión de los hidrocarburos (canceló los acuerdos) y las licencias de pesca. No hay duda de que los gobiernos de Gran Bretaña y las Falklands quieren tener buenas relaciones con Argentina y avanzar en la cooperación regional, que incluye la conservación pesquera y el comercio siempre y cuando la soberanía no esté comprometida.

¿ La Argentina no puede abandonar ese reclamo de soberanía, y desde las islas se concede poco y nada, empezando por la negativa a que vuele aquí Aerolíneas Argentinas.

-En primer lugar, los argentinos pueden visitar las islas utilizando Lan Chile en la ruta de Punta Arenas, vía cruceros y vuelos privados. Pero los isleños aún miran para atrás (se refiere a tiempo antes de la guerra del'82) cuando Argentina controlaba todas las líneas aéreas de comunicación y la entrega de petróleo a las islas. Y no quieren volver a esa situación donde Argentina tenía semejante influencia. Pero ello no quiere decir que las islas no deseen al igual que el Reino Unido mantener conversaciones sobre vínculos aéreos directos con Argentina en algún momento.

-¿Y el avance unilateral del Reino Unido de Gran Bretaña sobre los recursos naturales como la pesca del calamar o la búsqueda de petróleo en las aguas adyacentes a las islas...?

-No estoy seguro de que las islas y el Reino Unido tengan que discutir con Argentina cuestiones internas de las islas. En cuanto al petróleo, hubo un acuerdo sobre un área particular. Y no hay ninguno sobre cómo manejar la pesca a nivel interno. Tengo entendido que Argentina también está considerando el nuevo sistema de pesca que están aplicando aquí porque es mejor para conservar la pesca.

-¿Qué piensa del llamado al diálogo sobre soberanía de las Malvinas que formularon el Mercosur, Unasur, organizaciones árabes, africanos, y hasta las Naciones Unidas.

¿ El Reino Unido tiene la certeza de su soberanía sobre las islas Falkland. La ONU reconoce el derecho a la autodeterminación. Y este principio subyace en la política británica sobre todos los territorios de ultramar. Los isleños son y quieren continuar siendo británicos. Mientras siga siendo así el Reino Unido los protegerá. La idea de que las Falklands son una colonia y Gran Bretaña quiere un control total sobre ellas es cosa del pasado.

-¿Permitirá Londres más ceremonias de los familiares de los muertos argentinos en la guerra en el cementerio de Darwin como la de este y el sábado 10?

-Los familiares son muy bienvenidos. En esta ocasión no hemos podido tener a toda la gente que quería venir en parte porque no tenemos la posibilidad logística para una ceremonia tan grande. El gobierno de las islas ha transmitido que estaría dispuesto a visitas como estas en marzo o abril de 2010 para que se resuelva lo de quienes no pudieron venir. Claro, una nueva Asamblea Legislativa que podría decir que no, pero si todo funciona bien, sin demasiadas emociones, no veo porqué decir que no. Igual esto es una cuestión del gobierno de Argentina, porque es el que paga la cuenta.

Comentá la nota