Gran afluencia de público en el Registro Civil que retomó su actividad habitual

Luego del receso dispuesto por la gripe A, la entidad abrió sus puertas al público. Previendo la presencia masiva de vecinos, se dispuso limitar el ingreso al local, autorizando solamente a cinco personas por vez. Esto generó malestar entre quienes, aguardando en la vereda, debieron esperar su turno.
En la mañana del lunes los empleados del Registro Provincial de las Personas retomaron las actividades habituales, luego de un receso de dos semanas, motivo por el cual en el exterior de la sede se formaron largas filas en el horario que el organismo estableció para atender al público.

Desde las 8:00 hasta las 13:00 muchos usuarios se aglomeraron en las afueras de la dependencia de calle Florida, donde, prácticamente la fila se extendía hasta la esquina de San Nicolás.

A raíz de que el organismo permaneció parcialmente cerrado debido al receso dispuesto por la extensión del virus de la influenza A.

Desde el lunes 6 y hasta ayer el organismo restringió sus actividades, razón por la que sólo funcionaban las guardias para atender los trámites de defunciones y las inscripciones de nacimiento que estuvieran a punto de vencerse, es decir, los que no superaron los cuarenta días que el trámite establece. Asimismo se concretaron gestiones de extrema urgencia. En tal sentido cabe destacar que los plazos de los trámites fueron suspendidos y prorrogados.

A partir de la aplicación de las medidas sanitarias. se cerraron transitoriamente varias dependencias públicas tales como ANSES, Afip y el Registro Provincial de las Personas. La emergencia sanitaria provocó que, por espacio de dos semanas, la atención al público en las oficinas dependientes del Estado cesaran sus actividades hasta la segunda mitad del mes en curso. Ayer la atención al público funcionó con total normalidad.

Medidas sanitarias

En diálogo con LA OPINION, la titular de la institución, Adriana Morresi, hizo un balance de la primera jornada luego del receso: "En el día de hoy (por ayer) se aglomeró mucha gente en la puerta, pero con el tema de las restricciones en el acceso a la sede solamente podemos dejar pasar al interior algunas pocas personas. Por eso hemos puesto un cartel en el que se indica que sólo pueden permanecer adentro cinco personas e ingresar otras a medida que éstas vayan saliendo. En algunos momentos se produjo un desorden importante porque no contamos con personal de seguridad que pueda establecer el orden. Hoy de "gauchada" un policía se quedó porque se vivieron momentos de tensión entre las personas que se mostraban molestas. Considero que cada uno debe tomar conciencia de sus actos, lamentablemente no hay concientización porque todo el mundo pretende entrar y que el trámite demore dos minutos y no es así. La idea es que la población entienda que para que el ingreso sea en orden, se permite el acceso a cinco personas por vez, y que mañana tengamos un policía que se encargue de dirigir la circulación, todavía no es seguro que haya (por hoy) un representante de la fuerza de seguridad porque no hay personal para destinar a este espacio".

Organización

"Como todas las personas estaban haciendo una misma cola, un empleado salió a ordenar la fila, en este sentido se los separó entre los que venían a archivo para expedición de partidas y otros para trámites comunes", explicó Morresi.

"La disposición está muy clara. Lo establecido indica que se haga pasar de a poco al público, y esto debe respetarse porque fue pautado para todas las delegaciones, no es una decisión que hemos tomado nosotros.

"Entiendo que la gente está desesperada por querer ingresar y concretar el trámite, pero siempre hay una demora. Se toman y se realizan todos los trámites, pero de a poco porque los empleados tienen que afrontar un exceso de trabajo importante".

Desde que se inició el horario de atención al público, a las 8:00, y hasta la hora de finalización, a las 13:00, la afluencia de gente fue la misma.

Paciencia y tolerancia

La doctora Morresi ofreció un mensaje a la población a fin de que se eviten malestares entre los asistentes al Registro. En tal sentido la titular del organismo solicitó "que la gente tenga paciencia porque se los va a atender a todos y que por favor no se peleen entre ellos. Le pido al público en general que forme filas, que sea respetuoso y que tenga tolerancia. Si no es un trámite de suma urgencia insto a la población a que lo posponga para más adelante. Las restricciones van a seguir en pie porque forman parte de una disposición provincial, y esta situación va a finalizar en el mediano plazo".

Es importante destacar que el organismo de calle Florida recibe trámites que corresponden al transitoriamente cerrado local del barrio Acevedo. En torno a esta cuestión, la titular del Registro comentó que todavía no han definido la fecha de inauguración de la sede que funcionará en la zona norte. "Si bien el edificio ya está remodelado y apto para funcionar, debemos esperar al personal de La Plata que además de corroborar si todo está en orden, debe traer ciertos elementos que forman parte de la nueva sede".

Malestar y enojo

Las más de 30 personas que esperaban en las afueras de la oficina central del Registro se sorprendieron ayer al ver un cartel en el que se informaba que podían ingresar sólo 5 personas por vez para concretar los trámites que fueran necesarios. Es que el organismo, previendo la situación y de acuerdo con una disposición provincial, se anticipó a los hechos y aceptó esta medida sanitaria para no generar un espacio de masiva confluencia. Esto generó malestar entre los vecinos que ofuscados debieron soportar el frío en el exterior. Algunos, consultados por el Diario, pusieron de manifiesto su enojo.

Disposición provincial

Las medidas implementadas fueron anunciadas a través de la disposición Nº 701, que envió el director provincial del Registro de las Personas. En la misma se informó la suspensión de las gestiones, motivo por el que sólo se tramitaron los nacimientos. Además durante ese lapso se priorizó la inscripción de defunciones y no se concretaron trámites de documentos de identidad o cualquier otro incluido en el decreto Nº 1.824 que dispuso que las gestiones que anteriormente se realizaban en las dependencias policiales (certificado de domicilio, denuncia de extravío, etcétera) pasen al Registro de las Personas.

Comentá la nota