Gran actuación de Ginóbili en el triunfo de los Spurs.

Con una gran actuación del argentino Emanuel "Manu" Ginóbili saliendo de la banca, y destaque ofensivo de Tim Duncan, el centro Matt Bonner, y el escolta Roger Mason, los San Antonio Spurs cobraron su visita a los Bostons Celtics este domingo sacando una victoria de 105-99.
Ginóbili aportó 19 puntos, tres rebotes, tres asistencias, tres robos de balón y un bloqueo en 31 minutos en la cancha, pero fue un triple de Mason, con 20 segundos por jugar, lo que le dio mínima ventaja a los Spurs para consolidar su victoria.

Bonner, un jugador de cuatro años de experiencia en la NBA, se ha ganado con sus últimas actuaciones el puesto de pivot titular, relegando a la banca al argentino Fabricio Oberto y el veterano Kurt Thomas.

El centro de los Spurs anotó 16 de sus 23 puntos en la primera mitad, mientras Duncan se fue con otros 23 cartones y 13 rebotes y el francés Tony Parker colaboró con 7 unidades y 7 asistencias.

Oberto jugó un minuto, en el que cosechó dos unidades y dos tablas.

Luego de agotadora victoria en tiempo extra el lunes ante Golden State, el técnico de San Antonio Gregg Popovich pagó el preció de dejar descansando en su siguiente compromiso del martes a su trío de ases -Duncan, Ginóbili y Parker-, y los Spurs cedieron ante Denver.

Empero, la troika texana se mostró fresca ante los campeones de Boston, y le dio a los Spurs su noveno triunfo en los últimos 11 partidos.

Los Spurs también se beneficiaron de la buena puntería de Mason, quien encestó 10 de sus 17 tiros de campo para aportar 11 cartones y ocho rebotes, incluyendo su triple clave en los finales del partido, que puso delante a San Antonio 95-93.

Con menos de 20 minutos por jugar, Ginóbili encestó cuatro tiros libres para ampliar el margen de los Spurs. Un triple de Garnet acercó a Boston 102-99, pero Mason y el veterano Michael Finley combinaron tres tiros de penalidad para sellar la victoria de San Antonio.

Garnett cerró con 26 puntos y 12 rebotes mientras Paul Pierce añadió 19 puntos para los Celtics, que han perdido dos partidos seguidos en casa, después que los Lakers les cortaron una racha de 12 victorias en fila.

Comentá la nota