Gracias a las misteriosas apariciones de la ANSeS, la Bolsa ganó 28% en 15 días

En el mismo período, el Dow Jones perdió 0,7%. Finalmente, la ANSeS no salió a vender, como algunos temían. Solo compra y sostiene así los precios de las acciones locales
¿Era habitué de los programas de dibujos animados? Entonces ya conoce a “Meteoro”, un animé japonés de los años 60 que relataba las desventuras de un joven piloto de carrera, quien junto a su veloz auto Marc 5, y su mono Chispita, hizo las delicias de varias generaciones.

Ya en la historia, lo que muchos sabían –pero Meteoro desconocía– es que uno de sus más experimentados competidores, el legendario “Corredor Enmascarado”, era, en realidad, su hermano mayor, Rex, distanciado de él cuando eran niños.

En la bolsa local, los inversores que manejan sus respectivos “Marc 5” –a media máquina y con el parabrisas pintado de negro–, hoy tienen todos, un mismo “corredor enmascarado”. Se trata de un inversor institucional que “entra” en el mercado, compra cantidades sustanciales de acciones de distintas compañías que componen el Merval, y pone primera para salir corriendo sin dejar rastro alguno, excepto el número del agente de bolsa que utiliza para realizar las operaciones. No sin reminiscencias orwellianas, algunos lo llaman “Gran Hermano”, aunque otros no dudan en colocarle un nom de gue rre: ANSeS.

Dicen en la city que hay cierta lógica. Desde el martes, está reglamentado el traspaso de la cartera de inversión de las AFJP a las arcas de la ANSeS por más de

$ 90.000 millones lo que le ha dado mayor margen de acción.

Además, el Merval ha recuperado parte del terreno perdido sin que haya motivo alguno para ello (ni afuera ni aquí). Es más: en las últimas 12 jornadas hábiles, el indicador ya recuperó 28% de su valor y sólo experimentó un día de caída mientras que en el mismo período el Dow Jones retrocedió 0,7%.

En esta misma línea, y mientras el mundo debate si finalmente el sector automotriz de los EE.UU. logrará alzarse con los u$s 15.000 millones necesarios para llegar a marzo, el Merval ganó ayer 3,3% y se mantuvo por encima de los 1.000 puntos, algo que parece haberse convertido en la misión principal de las intervenciones de la ANSeS.

Gracias a las compras, ayer, los inversores que pudieron adivinar las operaciones de antemano se vieron beneficiados. Papeles como Petrobrás ganaron casi 10% mientras que Molinos y Banco Macro treparon 7% y 6% respectivamente. Pero el menú “enmascarado” es más amplio y suele “ordenar” Pampa Energía, Telecom, Edenor, Patagonia.

“En general el mercado está ilíquido y expectante de lo que pase afuera, aunque cuando aparece la ANSeS, cambia el ritmo del mercado”, señaló un operador que pidió anonimato.

En la city saben que hay buenas y malas noticias. Las malas son que desde la salida de las AFJP, las expectativas por regenerar la confianza necesaria para que el volumen se recupere hay que buscarlas a varios metros debajo del mar. La buena (y de corto plazo), es que desde la aparición de la ANSeS, el mercado ha ganado considerablemente en precio.

“Hace dos semanas pensábamos que la ANSeS iba a vender los papeles que estaban en poder de las AFJP y por lo tanto a destruir el mercado, pero sucedió lo contrario y lo único que hizo fue comprar un día tras otro”, dijo otro operador.

Comentá la nota