Gracias a la crisis, ahora es más fácil alquilar un local en un shopping

Gracias a la crisis, ahora es más fácil alquilar un local en un shopping
Muchas marcas comenzaron a pedir a las administradoras de centros comerciales una rebaja en los alquileres, y otras reciben facilidades para abrir un comercio
Por su mayor capacidad de captar público, los shopping centers suelen ser más resistentes a los efectos de la crisis económica que los negocios ubicados en las calles. Así, mientras en las principales arterias comerciales se ven cada vez más locales que bajan la persiana, los niveles de ocupación en los centros comerciales siguen siendo altos, cercanos al 99 por ciento. Sin embargo, para ellos el panorama también se presenta complicado. Aunque no lo admiten abiertamente, muchas marcas ya comenzaron a pedir a las administradoras de los centros de negocios renegociaciones en sus contratos de alquiler vigentes. Por eso, en el sector reconocen que éste será un año duro.

“Hoy no estamos recibiendo grandes reclamos, pero estamos previendo ese escenario. Sabemos que va a venir”, señaló Jorge Marina, gerente de Marketing de la División Shopping Centers de Cencosud, dueña de Unicenter y otros centros comerciales en el interior del país. “Hay pedidos de renegociación y nuevas propuestas. Como los locales que pasaron de vender solo ropa a combinar ropa y gastronomía. Dos negocios en el mismo local. Para ellos, se arman modelos especiales”, agrega. Son los casos de la marca de ropa Wanama, que incorporó un bar, y la firma de calzados Sofi Martiré que inauguró el “Sofi Coffee” en el shopping de Martínez.

Menos espera

Algunas firmas con presencia fuerte en los shoppings aseguran que ya iniciaron contactos para obtener una baja en el precio de los alquileres. “Frente a este panorama, estamos tratando de mejorar las condiciones. Ya nos sentamos a charlar con los shoppings”, señala un directivo de una firma de indumentaria.

Otras empresas admiten que no lograron una baja en los alquileres pero que sí consiguieron algún beneficio. “Estamos tratando de ver qué pasa. Hasta ahora, conseguimos alguna compensación en las renovaciones de contratos, pero no en los vigentes. Por ejemplo, nos ofrecen renovar el contrato y entrar al nuevo shopping, con mejores condiciones”, explicaron en una cadena con locales en cinco shoppings porteños.

Mientras que otras admiten que iniciaron charlas pero aún no obtuvieron respuestas favorables. Algunos advierten que la negociación será más complicada para los que tienen un local en un solo centro comercial frente a las empresas más grandes, con sucursales en varios centros comerciales.

“Ya hubo conversaciones. Pero todavía pocos resultados”, indicaron en una firma del rubro gastronómico.

En las épocas de boom de consumo, las marcas que querían ingresar a un shopping se ubicaban en una lista de espera y, en muchos casos, demoraban hasta dos o tres años en conseguir un local. Actualmente, esas listas se achicaron o sólo se mantienen en algunos rubros que ocupan poco espacio en los centros de compras. “Las listas de espera han bajado. Antes era difícil obtener un local nuevo o que nos lo ofrecieran. Eso hoy ya no pasa”, indicaron desde una casa de ropa.

Por su parte, en IRSA, operadora de diez centros comerciales en la Argentina –entre ellos Abasto, Paseo Alcorta, Alto Palermo y Patio Bullrich– niegan que haya una renegociación de contratos. “No existe un pedido formal de renegociación. Todo el tiempo se vencen y se renuevan contratos. La relación con los locatarios es abierta y constante”, advirtieron.

Comentá la nota