Goya: reclamo y clima de efervescencia

Anoche en el Club Unión una multitud participó de una asamblea ciudadana donde definieron los temas que incluirán en un petitorio que entregarán al Intendente y al Gobernador. Entre otras cosas piden la separación del cargo a los funcionarios del área. El precario servicio de agua y luz desató la furia de los goyanos
El intendente de San Luis del Palmar, Vicente Romero, aseguró ayer que en la localidad "tener luz o agua durante el día es casi un milagro".

Por ese motivo, "acá la gente tiene una bronca generalizada y es justificado el enojo.

Nosotros mucho no podemos hacer, sólo gestionar y gestionar, pero parece que no alcanza eso", manifestó en declaraciones radiales.

En ese sentido, adelantó que "muchos vecinos ya han advertido que van a cortar la ruta. Nosotros tratamos de mantener la tranquilidad, pero esto puede superarnos", sostuvo. "Los problemas son graves. Los comerciantes pierden sus mercaderías, el hospital tiene inconvenientes para atender a la gente", resumió.

Seis días después del primer estallido social por la falta de agua y luz en Goya, vecinos y comerciantes se volvieron a convocar en la plaza Mitre pero esta vez para marchar hasta el Club Unión, donde hicieron una asamblea pública para definir los términos de un petitorio que enviarán al Intendente y al Gobernador.

"No queremos quedarnos en marchas, cacerolazos y nada más. Queremos respuestas claras y concretas por eso no reunimos para definir una estrategia", adelantó a El Litoral el comerciante Aldo Ferezin. Y así fue ya que pasadas las 23 la reunión vecinal en Unión continuaba ya que los más de 300 ciudadanos que se dieron cita querían expresar su opinión.

Entre los puntos más destacados que van a incluir en la misiva que enviarán a las autoridades se encuentran el pedido de remoción del jefe de la Unidad Operativa de la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec), Adrián González; y del subsecretario de Energía, Marcelo Gatti. Además, piden que mientras dure la emergencia se presente un recurso de amparo para que los usuarios no paguen el servicio.

En esa misma línea, desde la segunda ciudad de la provincia "exigimos al Gobierno provincial que se haga pública el monto de la multa que se le cobrará a la empresa responsable de esta emergencia y de ese monto, queremos saber cuánto va a ser destinado a Goya para resarcimiento por todas las pérdidas que sufrimos en todo este tiempo", dijo un vecino desde el club donde todavía estaban reunidos.

En cuanto a la problemática del agua, los vecinos piden que se mejore en la potabilización del vital elemento y se lleven a cabo las obras pendientes, entre las que se encuentra la construcción de la planta potabilizadora de líquidos cloacales.

La paciencia de los goyanos se agotó después de haber estado casi una semana sin el suministro de agua potable y los cortes de luz, con altas temperaturas. Fueron factores determinantes para que la bronca estalle y salgan a la calle a pedir soluciones urgentes.

"Queremos darle formalidad a nuestro reclamo, esta convocatoria tiene que tener una dirección para que no termine solamente en una marcha más", dijo Ferezin a este matutino. Por esa cuestión, la convocatoria de anoche fue para un cacerolazo pero además para que participe toda la ciudadanía de una asamblea donde definieron los términos en que se redactará el petitorio que enviarán al intendente Ignacio Osella y al gobernador Ricardo Colombi.

"La situación es gravísima. No puede ser que estemos 5 días sin agua y cuando tenemos un poco, sale turbia. Y el tema de la luz nos afecta a todos, los comercios no podemos trabajar de esta manera", resaltó el vecino que tiene una agencia de seguros. "La empresa concesionaria del servicio de agua potable nos dijo que se rompió un caño maestro por eso el agua salía muy sucia. Es un estado crítico en el que estamos y queremos respuestas concretas, soluciones", remarcó Ferezin.

El próximo paso será juntar firmas que acompañen al petitorio que viajará a la capital provincial y al Municipio goyano. El jueves se reunirán nuevamente para que cada delegado barrial junte firmas y se calcula que unas 40 mil personas firmarán la misiva vecinal.

Comerciantes, docentes, estudiantes, empresarios y vecinos en general esperan que ambas problemáticas tengan una pronta solución. Para lograrlo, tomaron las riendas de la situación y presionarán a las autoridades con este petitorio nacido anoche en el Club Unión de Goya.

Comentá la nota