Gowland: "Nunca tuvieron intención de abandonar a la niña en el hospital"

El letrado aseguró que la menor no fue dejada a propósito por el matrimonio en el nosocomio capitalino. "Yo entiendo que esto pueda generar dudas al respecto pero la versión que yo tengo, más allá de las sospechas, es que los adultos dejaron a la niña, fueron a la casa a buscar ropa y cuando volvieron, pasó lo que pasó", describió el letrado quien además aclaró que "la niña ingresó a Ushuaia con una autorización emanada de la madre biológica".
El caso de la niña abandonada en el Hospital Regional Ushuaia comienza a develar algunos detalles luego de que el Dr. Guillermo Gowland, abogado del matrimonio que tenía la guarda de la menor, explicara su versión de los hechos acaecidos hace algunos días.

"La niña presentaba una lesión en el pecho, se golpeó voluntariamente contra una silla y la situación de autoagresión la repetía hace varias semanas. Ya había sido llevada al hospital y había sido atendida por una psicóloga", comenzó diciendo Gowland en declaraciones a FM Aire Libre.

Asimismo, el abogado aclaró que "los médicos actuaron de forma independiente. Ellos tenían una sospecha y por eso obraron en consecuencia pero quiero aclarar que la familia no tuvo ninguna intención de abandonar a la menor", a tiempo que explicó: "Yo entiendo que esto pueda generar dudas al respecto pero la versión que yo tengo, más allá de las sospechas, es que los adultos dejaron a la niña, fueron a la casa a buscar ropa y cuando volvieron, pasó lo que pasó. Nunca tuvieron intención de abandonar a la niña".

"Yo no estoy para hacer interpretaciones de la conducta de mis asistidos pero puedo alegar que ante la situación que se generó, porque la niña se venía auto agrediendo desde hace por lo menos una semana, la familia tiene incertidumbre porque llegaron a Tierra del Fuego desde Salta para tener una mejor situación", aseveró el defensor quien además precisó que "la pareja está compuesta por un hombre y una mujer, no tienen hijos y ella es abogada. Ambos son tucumanos y todo esto tiene su génesis en que un empresario de Salta, al tomar conocimiento de la situación de la niña, decidió intervenir para que la niña le sea entregada a este matrimonio y de esa manera cese el maltrato que venía sufriendo".

Por otra parte, Guillermo Gowland enfatizó que "descarto que haya habido intercambio de dinero para tener a la niña. Había buena voluntad, ganas de que a la niña le cambie la vida y lo peor de todo es que no hubo una contención psicológica".

Por último, el abogado aclaró que "la niña ingresó a Ushuaia con una autorización emanada de la madre biológica, a favor de mi clienta y le entregó DNI original y fotocopia de la Partida de Nacimiento en julio pasado. Ella llegó con la guardadora provisoria, que fue quien la buscó en Salta".

Comentá la nota