Gorosito cambia en busca de equilibrio en el medio

Gorosito cambia en busca de equilibrio en el medio
La única duda está en el fondo: Nicolás Sánchez o Cabral, que arrastra una fatiga. Fabbiani, al banco.
Néstor Gorosito siente el vértigo de quien se reconoce al borde de la cornisa. Sabe que, más allá de su confianza en sacar a River de la oscuridad, una caída ante Gimnasia lo llevará a tomar la decisión que gambeteó por poquito tras la derrota ante Arsenal: pegar un portazo porque el problema se transformaría en una suerte de causa perdida. Por eso, porque se cansó de apostar en vano por un River de perfil ofensivo, el domingo buscará aliviar su situación con una formación que pretenderá tener más equilibrio. ¿Cómo? Hará cambios nominales y tácticos: Paulo Ferrari regresará en lugar de Matías Abelairas después de estar tres partidos en el banco (cuatro si se cuenta la Sudamericana), Rodrigo Archubi ingresará por Mauro Díaz, Martín Galmarini se adelantará a su posición natural de ocho y Diego Buonanotte será el único enlace luego del 4-2-3-1 de las últimas fechas.

En la delantera estarán Ariel Ortega y Daniel Villalva, quien ayer se reintegró a las prácticas luego de estar con la Selección Sub 17 que se prepara para el Mundial de Nigeria. ¿Y Cristian Fabbiani? De pretender llegar a la Selección pasó al banco de suplentes de este River más acostumbrado a las desventuras que a las sonrisas. Ayer, en el partido entre los suplentes y los suplentes de la Reserva, se lo notó más participativo que en los encuentros oficiales. Después de la práctica, Gorosito conversó a solas con él y le confirmó que volverá a ocupar un lugar entre los relevos.

En el ensayo contra la Reserva, Gorosito paró a los once que el domingo a las 18.10 recibirán a Gimnasia: Nicolás Navarro; Ferrari, Nicolás Sánchez, Maximiliano Coronel, Lucas Orban; Galmarini, Matías Almeyda, Archubi; Buonanotte; Ortega y Villalva. En 50 minutos de fútbol, los titulares ganaron 1 a 0 con gol de Coronel.

Las variantes (Ferrari por Abelairas y Archubi por Díaz) podrían ser tres si hoy Gustavo Cabral no puede hacer fútbol por la fatiga muscular que arrastra en el isquiotibial izquierdo. En ese caso, Sánchez será su reemplazante, al igual que cuando salió en Sarandí.

En tanto, Marcelo Gallardo todavía no recibió el alta médica y recién podría volver en el clásico de la fecha siguiente, ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro. Para eso faltan nueve días, una eternidad para los agitados tiempos que River transita hoy.

Comentá la nota