Al Gore volvió a exigir voluntad política contra calentamiento global

El ex vicepresidente norteamericano, de visita en la Argentina, brindó una conferencia donde expuso los efectos del cambio climático en el planeta y sus consecuencias. "Puede ser una oportunidad para un cambio sustentable", indicó
Con una concurrencia masiva, Al Gore presentó en La Rural sus puntos de vista en torno al cambio climático. Al encuentro asistieron diversas personalidades como los diputados electos Francisco De Narváez y Gabriela Michetti.

También estaba presente el dirigente del socialismo porteño Roy Cortina y varias figuras de la cultura como Mirtha Legrand, Roberto Pettinato y Charly Alberti, a quien Gore felicitó por su compromiso con el Proyecto Cambio Climático.

La presentación realizada por el ex vicepresidente norteamericano contó con una dinámica multimedia, donde mientras exponía, alternaba sus opiniones con imágenes o videos de los efectos del cambio climático alrededor del planeta.

El recorrido realizado por Gore abarcó desde los crecientes incendios en California, Georgia o Australia hasta las sequías sin precedentes como las sufridas por la Argentina, pasando por las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias que según los analistas "crecieron desde la década del 70 en un 50% en su duración e intensidad".

En ese marco, Gore destacó: "Crisis en inglés o en castellano es escrita con un solo término, que indica alarma. En cambio, en China y Japón, para describir crisis son necesarios dos términos. El primero señala peligro, pero el segundo oportunidad".

De este modo, Gore explicó que el mundo se encuentra ante la oportunidad de cambiar su comportamiento y su tecnología a favor de un desarrollo sustentable del planeta en un escenario donde el calentamiento global "ya está comprobado".

Sin embargo, advirtió que "si no cambiamos en los próximos 30 años, el dióxido de carbono se va a disparar". Una comparación similar la realizó con respecto a los peces que en 40 años se encontrarán "en un 90% en extinción".

"Es un mito decir que hay que elegir entre la economía y el medio ambiente", resaltó en referencia a la oposición de ciertas compañías a implementar los cambios tecnológicos necesarios para cumplir con lo estándares medioambientales.

"Los países que han apostado a elevar los estándares medioambientales en la producción han crecido, mientras que aquellos que han mantenido la misma tecnología, se encuentran en retroceso", señaló.

Asimismo, Gore señaló que no se trata de "política" sino de una cuestión "moral". "Si permitimos que esto siga así seremos una de las generaciones más irresponsables de la historia", enfatizó.

Por ese motivo, Gore realizó un fuerte cuestionamiento a Washington por su negativa a suscribir al Protocolo de Kioto, que implica un acuerdo internacional entre los países para reducir las emisiones de carbono, aunque se mostró optimista respecto de la presidencia de Barack Obama.

El ex vicepresidente norteamericano dijo que entre sus propuestas se encuentra "ponerle precio a las emisiones de carbono", así como desarrollar energías renovables.

En ese sentido, Gore se permitió una broma para cerrar su exposición: "La voluntad política también es renovable".

Comentá la nota