Gorbacz asume la derrota como propia.

En una elección que sorprendió a los miembros del Gobierno fueguino al superar apenas el 9% de los votos, el diputado y derrotado candidato para la reelección, Leonardo Gorbacz, intentó despegar a la gestión Ríos de tan adverso resultado.
Tras recibir los primeros datos extraoficiales que indicaban una clara derrota para el oficialismo, en un intento por despegar la gestión Ríos el diputado Leonardo Gorbacz formuló declaraciones asumiendo la responsabilidad del resultado electoral.

Visiblemente sorprendido por el resultado que ubicó a la fórmula del Proyecto Progresista en el quinto lugar, Gorbacz afirmó: "Yo me hago cargo personalmente de este resultado, que no lo esperábamos. "La voluntad de la gente a través de las urnas hay que poder leerla con humildad y es lo que vamos a hacer. Me hago cargo del resultado y mañana será un momento de reflexión y análisis".

Tras asegurar que "vengo de 4 años de gestión y la gente ha valorado mi trabajo y por eso me hago cargo del resultado", Gorbacz referenció que "seguramente que en este año y medio de gestión, en las circunstancias en que Fabiana (Ríos) asumió, es difícil demostrar cosas y que la gente pueda valorarlas positivamente. Esto no ha sido suficiente para que la gente perciba un rumbo distinto y puede ser que esto haya pesado", marcando involuntariamente el efecto arrastre que la gestión gubernamental provocó sobre los resultados.

Finalmente el diputado felicitó a su par Rosana Bertone por el triunfo obtenido.

A veces se gana y a veces se pierde

La compañera de fórmula de Gorbacz, la concejal riograndense Marisa Montero, se refirió al resultado electoral sosteniendo que "estamos acostumbrados a trabajar en la adversidad y tendremos que seguir trabajando". "Hay veces que se gana y veces que se pierde, evidentemente, hemos perdido la banca y habrá que corregir el rumbo".

Respecto de los motivos entre los que podría ubicarse el revés electoral, Montero consideró que "a la gente no le llegó la propuesta, o Leonardo o yo no hemos estado a la altura de las circunstancias", agregando que "esto de ninguna manera nos va a quebrar, en todo caso nos hace redoblar los esfuerzos".

Al igual que su compañero de fórmula, Montero no pudo despegar el resultado de la gestión gubernamental y sostuvo: "No soy yo quien tiene que decidir, pero seguro que la Gobernadora hará cambios. Ella tendrá que decidir cómo modificar el rumbo".

Comentá la nota