Google amenazó con dejar China

La empresa, víctima de ciberataques, dijo que no tolerará más censuras por parte de Pekín
PEKIN.- En un conflicto que podría intensificar las tensiones entre Pekín y Washington, el gigante de Internet Google amenazó con retirarse del mercado chino debido a la censura a sus contenidos y a los masivos ataques de hackers a empresas y a cuentas de correo electrónico de defensores de derechos humanos chinos, informó ayer la empresa.

"Hemos decidido que ya no estamos dispuestos a censurar nuestros resultados en Google.cn (la versión china del buscador)", dijo en un comunicado el director legal de la empresa, David Drummond. "Somos conscientes de que esto puede significar el cierre de nuestra página web y posiblemente también el de nuestras oficinas en China."

Los ataques cibernéticos, la vigilancia a la que las autoridades someten al buscador y los intentos del gobierno chino de continuar limitando la libertad de expresión llevaron a Google a cuestionarse la continuidad de su negocio en el gigante asiático, el país con la mayor cantidad de internautas del mundo (338 millones).

La política china de filtrar y restringir el acceso a sitios web ha sido una fuente habitual de tensiones con Estados Unidos y las compañías tecnológicas, entre las que se encuentran Google y Yahoo. Por ese motivo, la actual fricción entre Pekín y Google podría intensificar los roces entre ambas potencias.

"Esperamos que el gobierno chino dé una explicación" sobre los ciberataques, expresó ayer la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton. "La capacidad de operar con confianza en el ciberespacio es crucial en una sociedad y una economía modernas. Hemos sido informados por Google de las acusaciones, que generan preocupaciones y preguntas muy serias", agregó.

Washington indicó ayer que apoya el "derecho a una Internet libre" y confirmó que mantuvo conversaciones con directivos de Google por el conflicto. El vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs, dijo que no daría detalles sobre las discusiones. "El presidente Barack Obama y su administración creen en la libertad de Internet", dijo Gibbs, que destacó que el mandatario había expresado lo mismo en China el año pasado.

En un comunicado, Google señaló que la mayor parte de los ataques fueron dirigidos hacia cuentas de correo electrónico de defensores de los derechos humanos chinos. Además, se detectó que decenas de cuentas de usuarios de Google que abogan por una mejora de la situación de esos derechos en el país fueron vigiladas con regularidad.

"[Los ciberataques en China] fueron un robo de propiedad intelectual", denunció Google. Por lo menos otras 20 empresas han sido blanco de ataques similares.

Prudencia

El gobierno chino reaccionó con prudencia ante la amenaza de la empresa. "No se puede saber si Google se va de China o no. Nadie sabe", indicó un funcionario de alto rango de la Oficina de Información del Consejo Estatal de China, el brazo del gobierno encargado del sistema de propaganda oficial, citado por la agencia oficial Xinhua.

Por su parte, expertos chinos consideraron que la salida de Google del país comunista supondría importantes pérdidas para la firma. "Despedirse de China sería la decisión más tonta", advirtió el ex presidente de Microsoft China Tang Jun.

Disidentes chinos y organizaciones de defensa de los derechos humanos se declararon satisfechos por la amenaza de Google de cesar sus actividades en el gigante asiático. Google lanzó la versión china de su buscador en enero de 2006, tras acceder a cumplir con las leyes chinas y a filtrar los resultados de búsqueda.

El blog en el que el director legal de Google publicó ayer el comunicado de la empresa fue bloqueado en China, además de otros cientos de páginas web y portales de Internet que trataron el conflicto.

Comentá la nota