Gonzalo Higuaín: "Me veo jugando el Mundial".

Tras una magnífica temporada personal en Real Madrid y de vacaciones en el país, el delantero dijo no sentirse "prohibido" en la selección y sueña con Sudáfrica; su vida en la capital de España, la admiración por Raúl, su explosión goleadora y los millones por Cristiano Ronaldo y Kaká.
Cuando en el invierno europeo de 2006, un club distinguido y opulento como Real Madrid le abrió los portones de su fortaleza a Gonzalo Higuaín, éste tan sólo tenía 19 años y un puñado de partidos -con un par de goles a Boca incluidos- en la primera de River. Las compras de Pipita, Fernando Gago y el brasileño Marcelo resultaron una atrevida apuesta política de una institución que pretendía rejuvenecer a un equipo con un elevado promedio de edad (30 años). "No tengo miedo", lanzó Gonzalo, firme, tratando de marcar terreno, durante su presentación. Claro que su adaptación fue en un contexto que no era el más favorable, con un técnico, el italiano Fabio Capello, refunfuñando que hubiera preferido contratar a Ronaldinho o Kaká, y con la indiferencia de la mayoría de los hinchas que descreía de Higuaín y no pensaba que pudiera colaborar para encumbrar a un conjunto que hacía cuatro temporadas que no se consagraba, en la peor racha de su fructífera historia.

"Es un proyecto a futuro", aclaró Pedja Mijatovic, por entonces director merengue, aparentemente apiadándose de la falta de madurez del delantero. Sin embargo, nadie lo trató como una simple promesa; inmediatamente se le exigió igual que al resto y hasta se lo confrontó con Raúl, Ronaldo y Van Nistelrooy, tres veteranos. Capello no se demoró en darle minutos y Pipita debió acelerar los procesos de formación ante una lupa que lo examinaba sin piedad. Marcó goles importantes y participó en diversas acciones del éxito final en la liga. Pero con la asunción del entrenador Bernd Schuster recibió una consideración secundaria. El alemán lo hacía jugar de mediocampista por la derecha o directamente no lo incluía en la lista de concentrados. Ello perturbó la confianza del hijo de Jorge Nicolás Higuaín y la opinión pública lo abrumó por sus fallas en la definición. "Es un tirador que dispara con escopeta de juguete", sentenciaban los críticos despiadados.

Pero, afirman sus allegados, Gonzalo es una roca. Y, poco a poco, demostró que coraje no le falta. Coinciden que su carrera hizo un clic cuando anotó, sobre la hora y de visitante ante Osasuna, el gol que le brindó el bicampeonato al Madrid, en la temporada 2007/08. Desde allí y ya con Juande Ramos como conductor, sus 24 festejos (muchos de ellos agónicos) y milimétricas asistencias, lo condujeron a ser bautizado como "San Higuaín de los imposibles". Sus actuaciones, casi milagrosas, según los admiradores, lo encumbraron como el mejor del Madrid en un año donde el que apabulló fue Barcelona. Incluso, es el único de los argentinos ratificado por Jorge Valdano, flamante director deportivo en la Casa Blanca.

// // //

La tarde se desvanece en el barrio de Belgrano. Para Gonzalo, es tiempo de disfrutar las vacaciones. Ya sin dolor por la amigdalectomía a la que se sometió tras la Liga, Pipita se acomoda en un sillón de cuero negro y responde algunos mensajes de texto, mientras un aro de diamantes centellea en su lóbulo izquierdo. La primera impresión que provoca el futbolista nacido en Brest, en el occidente francés, es la de un ser poco expresivo y algo desconfiado. Aunque con el fluir de la charla demostrará que su modestia no es una propiedad fingida; en realidad, es parte de su forma de vida. Cada vez que LA NACION le preguntó a algún periodista de Madrid por Higuaín, todos contestaron lo mismo: "Es un chico muy disciplinado, casi perfecto; se entrena bien, marca, hace marcar y nunca se queja" .

"Sinceramente, sí. Me gusta entrenarme, matarme en un campo, tratar de convencer a mis compañeros, al entrenador y a la gente de que puedo jugar. Me gustan los desafíos. Soy una persona que no se conforma, que no se queda con lo que ya consiguió", describe Pipita, con orgullo.

-Llegaste a Madrid casi como un desconocido, pero hoy te endiosan.

-Sí, no llegué al Madrid como una figura emblemática. Fui muy joven, con 19 años, pero era un desafío que me gustaba. El reto de demostrar que no se habían equivocado en llevarme era fantástico. Y estoy muy contento, el balance es positivo, gané tres títulos, esta liga la tuvimos a tiro... Pasé por varias etapas. Pero este año jugué mucho, me sentí muy bien y el año que viene va a ser durísimo.

-Prácticamente te formaste en Madrid, porque casi no tenías experiencia. ¿Aun estás aprendiendo el oficio?

-Sí, me sigo formando, soy un pibe, me queda muchísimo por aprender, por crecer, por explotar... Cumplí cien partidos en Real Madrid y como me gusta romper cada marca, aspiro a mucho más.

-Al principio, ¿la ansiedad era tu peor enemiga para definir?

-No. Fue la fea sensación de poder hacer un gol y no poder. Para un delantero es difícil no marcar. Pero ansiedad no era, porque las situaciones las tenía, pero no entraban. ¿Si cambié después de aquel gol del título? No te voy a negar que influyó, porque algo así es imborrable. Pero más que eso fueron mis ganas de triunfar. Desde que llegué, lo soñé. Siempre me pongo metas y hasta que diga "ya está", no bajo los brazos. Pasé malos momentos, pero no hay nadie que haya estado siempre bien. Después está en la cabeza y la profesionalidad de cada uno para salir a flote. Ahora estoy muy bien, es lindo que digan maravillas, pero no hay que creérsela nunca.

La explosión goleadora de Gonzalo no es casualidad. Además de cientos de ensayos y de su perseverancia, el atacante aprende observando y analizando videos de Raúl, de Ronaldo, de Thierry Henry... "Me encanta mirar fútbol, me pasan muchos DVD", explica y aclara que su posición es la de delantero central ("Lo mío es el área; por las bandas no").

// // //

Higuaín vive en Mirasierra, un coqueto barrio del norte de Madrid. ¿Cómo es el trato que recibe de los hinchas? El número 20 merengue lo cuenta: "Hay cierto acoso de la gente, pero en Madrid son respetuosos. Si no querés fotos, se ponen en tu lugar y entienden que a veces no quieras firmar o fotografiarte".

-También debés disfrutás de la estabilidad social y económica, ¿no? Tu hermano Federico, en Independiente, padece las penurias de nuestro fútbol.

-Sí, sin dudas... Soy un privilegiado. Por eso trato de sacar el mayor provecho posible. Estoy muy feliz, juego de uno de los mejores equipos del mundo, disfruto día tras día de ir a entrenarme, de estar con mis compañeros, que son bárbaros. Ninguno se cree una estrella. De afuera se puede ver de una manera, pero en la intimidad es distinto. Son personas humildes, como vos, como yo, como un contador... Tratamos de hacer una vida acorde a la edad que tenemos. Yo tengo 21 años y trato de llevar una vida normal, como si no tuviera un poco de fama.

-También se te debe acercar mucha gente por interés...

-Obvio que sí y es difícil, pero para encaminarme está mi familia. Me puedo equivocar, porque todo el mundo lo hace, pero trato de hacerlo lo menos posible.

-Describí a Raúl, un símbolo.

(Piensa) -Aprendo mucho más mirándolo todos los días que hablando. Es un tipo que, pese a todo lo que ganó, sigue siendo humilde, trabajador, peleador. Le siguen trayendo jugadores en su puesto pero él siempre está, es admirable...

-Da la sensación de que formaron una linda sociedad en la cancha.

-Sí, sí, con Rulo...

-¿Rulo..?

-Sí, lo llamamos Rulo. Me llevo bien dentro y fuera de la cancha. Hay una buena diferencia de edad y capaz que no comparto algunas cosas lógicas de la vida, pero pensamos muy parecido.

-¿Qué sensación te causó el desembolso millonario del Madrid por Cristiano Ronaldo, Kaká..?

-En esas cosas no me meto, porque es responsabilidad de los dirigentes. Pero pienso que si se tienen la plata..., ellos sabrán y es respetable.

-¿La llegada de Ronaldo y Kaká te puede quitar protagonismo?

-Ojalá que no, porque creo que este año lo hice muy bien. Esperemos que haya servido para que el año que viene tenga la oportunidad de seguir jugando.

-Valdano dijo que te ganaste la continuidad. ¿Es tranquilizador?

-Bueno, ojalá..., quiero demostrarle que no está equivocado. Tengo contrato hasta 2013 y me gustaría continuar.

-¿Qué referencias tenés de Manuel Pellegrini, el nuevo DT?

-Las mejores. Es un señor, un caballero, al que le gusta el buen fútbol. No tengo dudas de que triunfará en el Madrid. Una vez hablé cuando dirigía a Villarreal y me pareció recto, sincero.

// // //

Su ausencia en las citaciones de Diego Maradona generó un sinfín de rumores; desde peleas con algún integrante del equipo hasta una prohibición por una supuesta negativa para participar del Mundial Sub 20, en Canadá 2007. Sin embargo, el delantero espera, ilusionado, un llamado del seleccionador. "No se me pasa por la cabeza otra cosa que la citación. Es mi deseo, son mis costumbres y es el país donde me críe. Cuando escuché el himno contra Guatemala (N. de la R.: en un amistoso en febrero de 2008, en Los Angeles) sentí algo único".

-En una encuesta de lanacion.com, el 86,80% de 2295 votantes afirmó que debés ser citado por Maradona.

-Que la gente me pida me genera mucha ilusión, muchas ganas y no van a estar equivocados porque yo me voy a matar por esa camiseta. Es el sueño que tengo. No me siento prohibido, tengo muchos deseos de jugar en la selección y de convencer a mis compañeros y al cuerpo técnico de que puedo estar y sumar.

-¿Hoy ves complicada la clasificación de la Argentina para el Mundial?

-No, complicada no está. Pero tenemos que jugar a full estos últimos partidos que quedan de las eliminatorias, porque tenemos calidad como para hacerlo.

-¿Te ves en Sudáfrica 2010?

-Sí, confío siempre. Me veo jugando el Mundial. No voy a defraudar a nadie.

* Líder en la cancha y también en las encuestas online

Higuaín hizo furor en varios sitios web de España. En un sondeo del diario As sobre qué jugadores deberían seguir en el Madrid la próxima temporada, entre 47.961 votantes, el 85% aprobó a Gonzalo. Mientras que en el sitio oficial del club merengue, sobre un total de 113.370 participantes, Pipita se consagró, con el 37% (Casillas, 24%), como el hombre más destacado del campeonato 2008/09.

* Emocionado por los consejos de Don Alfredo

La sapiencia de Don Alfredo Di Stéfano, presidente de honor de Real Madrid, impactó al joven Gonzalo Higuaín. A fines del año pasado, compartió una producción para la revista oficial Hala Madrid. "Fue emotivo. Me contó muchas historias de su época. Yo no hablaba, sólo escuchaba. Me dijo que piense con la cabeza y no con los pies. Me marcó", reveló el delantero.

Dixit

Tristeza por saviola

"Me da una pena bárbara que Javier no pueda tener continuidad en el Madrid, porque es un amigo dentro y fuera de la cancha. Además, es un gran jugador y ojalá que en el club que sea, pronto pueda demostrar todo lo que sabe".

El vínculo con River

"Sigo siempre las noticias y los resultados de River. Lamentablemente no está en su mejor momento. Pero el fútbol está muy raro, fijate lo que pasa con Boca... Esperemos que River salga pronto de este momento, porque le tengo aprecio".

Pipa Mayor, el consejero

"Tengo mucha suerte de tener a mi viejo al lado, porque él las vivió todas en el fútbol y es mi primer consejero. A veces lo enojan algunas cosas que pueden decirse de mí, pero es mi padre y es lógico. Siempre me protege".

Comentá la nota