González: "Soria necesita pelearse todos los días con alguien, pero esta vez se pasó" González: "Soria necesita pelearse todos los días con alguien, pero esta vez se pasó"

(La Palabra) El secretario general de la Gobernación de Río Negro, rechazó los dichos del intendente de General Roca, Carlos Soria, quien lanzó hoy nuevos cuestionamientos hacia el Gobierno de la Provincia.
En tal sentido, sostuvo que "cuando todo hacía pensar que Carlos Soria había recuperado algo de cordura y por ello se había llamado a silencio en el último mes, el intendente de General Roca recuperó la memoria y volvió a ser el mismo agresivo de siempre. Cada vez que abre la boca, lo hace para insultar a alguien".

"Como no podía ser de otra manera, una vez más eligió la figura del gobernador Saiz como blanco, creyendo tal vez que de esa forma suma algo para su figura de precandidato gubernamental, poniendo en duda las condiciones del mandatario provincial cuando éste era intendente roquense e invertía en la planificación de la ciudad", remarcó.

No obstante, González destacó que "no le alcanzó con eso, sino que luego de una nueva andanada de barbaridades, no tuvo el mínimo empeño en salir a atacar la libertad de prensa a través de los propios periodistas, acusándolos no sólo a ellos de una suerte de ‘persecución’ hacia su persona con preguntas capciosas, sino involucrando también al Gobierno Provincial en esta supuesta maniobra a través de maquiavélicos manejos de la pauta publicitaria".

"No caben dudas que la paranoia o tal vez la necesidad de pelearse cada día con alguien distinto hace que el Intendente de General Roca vea por todos lados maniobras de ‘inteligencia’, tal vez porque él está familiarizado con ellas tras su paso por la SIDE", dijo.

"Por ello, hay algo que quiero dejarle bien en claro: a este Gobierno no se le cruzaría por la cabeza, pero fundamentalmente, no le hace falta mandarle ningún periodista a Carlos Soria para dejarlo en evidencia. Al contrario, es el propio Soria quien con cada palabra que sale de su boca no hace más que demostrar la clase de persona intolerante que es y el ‘reino del terror’ y la caza de brujas que puede llegar a encarar si algún día por alguna equivocación del destino, llega al Gobierno de la Provincia", aseveró.

En este marco, el secretario general de la Gobernación sostuvo que "una prueba de ello, y sin querer meterme en la interna de su partido, fue el lamentable ejemplo que utilizó para con aquellos peronistas a los que van a expulsar del partido. Dijo que a algunos quiere ‘torturarlos mentalmente’ para que escarmienten. Es muy triste que alguien con una responsabilidad institucional como el Intendente de Roca haga alusión a un método de tortura, aunque sea para hacerse el gracioso. Pero lo más lamentable es que no lo hizo para hacerse el vivo, lo hizo convencido".

"Seguramente para Soria, con su estilo militarizado al que está acostumbrado por su paso en los órganos de Seguridad en la Provincia de Buenos Aires y en la SIDE, es mucho más fácil dar órdenes y que todo el mundo las acate. La opinión de los demás, no le sirve para nada", indicó.

Sostuvo en tal sentido que "esto ha quedado demostrado en todas y cada una de las actitudes de este hombre, acostumbrado a manejarse solamente bajo el régimen de las amenazas y el amedrentamiento, tal vez dejando traslucir alguna frustración por no haber podido seguir alguna carrera militar donde podría haberse sentido a sus anchas".

"Ése es el mismo régimen que quiere mantener en su Municipio, desoyendo el reclamo de sus propios conciudadanos que reclaman por el cercenado derecho a contar con sus Juntas Vecinales, que representan la primera expresión democrática en los barrios", agregó González.

"Tal vez Soria tenga miedo que la gente de los barrios pueda reunirse en alguna Junta para canalizar algún reclamo, esas cuestiones que tanto lo enervan y que lo ponen como loco. Sin dudas, es más fácil continuar con un régimen totalitario en su Municipio, sin capacidad de reclamo para nadie, y en caso que alguien se le ocurra reclamar, tomar actitudes similares como las que tomó contra sus propios empleados cuando se les pasó por la cabeza hacer una medida de fuerza", indicó.

"No tenemos ninguna duda. No es ése el sistema que queremos para nosotros", finalizó el secretario general de la Gobernación.

Comentá la nota