González descree de una movida política detrás de la crisis

El jefe de Gabinete sostuvo que "no le consta". Para el funcionario provincial se trata de una serie de reclamos insatisfechos de los vecinos. "Lo importante en una crisis institucional es que, precisamente, actúen las instituciones y es lo que debe pasar en 28 de Noviembre". Adelantó que la próxima semana funcionarios provinciales irán a la localidad "a ver en qué ayudamos".
Ante la crisis institucional que vive 28 de Noviembre, el Gobierno provincial mantuvo un encuentro con concejales y el diputado por pueblo de dicha localidad.

Pese al pedido de intervención que los ediles formularan al gobernador Peralta, se les informó que ello no era aplicable.

Con un pedido de licencia médica por parte del intendente Oscar López, se produce un impasse que podría dar la tranquilidad necesaria para buscar una salida definitiva a la crisis institucional de la localidad de la Cuenca Carbonífera.

Pablo González indicó al programa "De Mañana" por LU 12 Radio Río Gallegos que "las instituciones deben funcionar normalmente, se necesita que empiece a trabajar la Municipalidad, que estará a cargo de la actual presidenta del Concejo Deliberante".

Reiteró que en el encuentro mantenido con los representantes de 28 de Noviembre "se les explicó que la resolución que ellos habían sacado en la madrugada del miércoles no corresponde, por lo que establece la ley".

"El intendente ha solicitado una licencia, que hasta ayer no se sabía de cuánto iba a ser, pero mínimo serán 30 días" indicó el funcionario provincial y confirmó que el jefe comunal tenía un pedido de derivación por tener un problema respiratorio con antecedentes cardíacos.

"Yo creo que la situación se debe calmar. Estamos dispuestos a que funcionarios del Gobierno de la provincia estén la próxima semana en el pueblo trabajando para ver en qué podemos ayudar. Pero en esta etapa que parece haber una crisis institucional, lo que tiene que funcionar son las instituciones que establece la Constitución provincial", dijo Pablo González.

Ante una hipotética renuncia del intendente López y a la consulta de que si se debe llamar a elecciones, González confirmó que si la misma se hace antes del 10 de diciembre, así corresponde y destacó que "si hay que llamar a elecciones se llamará, pero hoy lo que hay que garantizar son los servicios básicos en 28 de Noviembre y tiene que funcionar la Municipalidad. Los concejales tienen que ponerse a trabajar y la provincia lo único que puede hacer es estar en 28 de Noviembre, como lo ha hecho siempre".

En estos días la versión de las internas del Frente para la Victoria como una de las principales causas que motivaron la crisis institucional ha ganado fuerza. Pero el jefe de Gabinete provincial sostuvo que "hoy no tengo ningún elemento para pensar que acá hubo una situación política. Uno escucha de todo, pero yo no puedo decir que haya alguna intencionalidad política en el medio. Sí creo que hay un grupo de gente que tiene un malestar manifiesto en contra del intendente. Si yo comprobara que hay una movida política detrás de esto, lo diría" concluyó.

Comentá la nota