"Lo de González Cabañas es un operativo de prensa"

EL LIBERTADOR buscó la palabra del funcionario judicial para que brinde su versión de los hechos que lo tienen como protagonista. Se queja de la "prensa adicta" y sugiere que la irrupción de una banda de ladrones a su casa podría tener que ver con una respuesta que le dio al Gobierno.
EL LIBERTADOR: Fiscal general, queríamos conocer su versión ya que quedó en el centro de la escena por dos casos resonantes, uno en contra suya como una denuncia de supuestos abusos y el otro...

-César Sotelo: Lo de (Diego) Mosquera, lo único que puedo decirte.. (atiende otro llamado y vuelve al cabo de unos segundos). Se acordaron los periodistas porque hace dos años y medio que estoy prohibido, pero tranquilo, son las reglas de juego, ya tengo 52 pirulos así que…

El tema es así: lo único que hice fue recoger las informaciones respecto a artículos aparecidos en el (periódico)1588 y de las declaraciones de la ex diputado Araceli Ferreyra, que fueron muy fuerte. Hay que hacer valer los dichos de segundas personas, fue muy fuerte lo que dijo. Entonces le mandé los recortes al fiscal (Buenaventura) Duarte, para que inicie la investigación. A partir de ahí yo no tengo más nada que ver. No se si me entendés.

-EL: Si, también su nombre apareció en el caso del ilícito perpetrado en su domicilio…

-CS: Bueno, ése es otro tema. Aguardame que me están llamando (habla por otra línea). Bueno, lo que quiere denunciar, pero yo no puedo entender cómo con la capacidad que supuestamente tuvo este hombre, el ex diputado (Walter) González Cabañas, resulta que ahora EL LIBERTADOR pone el carro delante de los caballos. Te quiero hacer pensar nomás esto, yo sé que me estás grabando, pero es muy coherente lo que voy a decir. Resulta que le entran a la destrozarle la casa al fiscal general y robarle, y el delincuente sale siendo él. ¿A vos te parece? Esta provincia… ¿quién puede acomodar eso? Solamente (Rodolfo) Martínez Llano, es compinchi, pero que deje de hinchar las pelotas. Es una cosa que ya no se la cree más nadie. Fue una banda de ocho personas que entraron y destrozaron mi casa. Yo quiero que publiquen esto: hay un muchacho…, aparte yo estoy inhibido en la causa, porque yo soy víctima del ilícito. Acá ya vino el Superior Tribunal de Justicia (STJ), una casación y me tuve que inhibir.

Uno de los que está detenido se llama Peti Caballero, cuya madre es la empleada doméstica de Diego Mosquera. ¿Te cierra eso? Y ese hecho pasa el día después que yo le contesté al Gobernador que salió a decir que yo manejaba a la policía que estaba en el puente. ¿Te acordás?

-EL: Ah, y…

-¿No te parece sugestivo que en 52 años, yo que fui fiscal de Instrucción en la época más dura, cuando me tiré contra el nuevismo, contra Tato (Romero Feris), contra (Juan Pedro) Schaerer, nadie osó tirarme un cascotazo a mi casa y me entran el día después de esa carta?

-EL: ¿Y para usted eso no es casualidad?

-CS: Yo te digo, Jaime, esto para que tomes en cuenta, yo sé que vos sos un muchacho de buena voluntad, recién estuvo Matías Rivarola de la Agencia también, le atendí, tengo cordialidad con todos los chicos que están tapados por la prensa adicta en este momento. Adicta me refiero a cualquier tipo de gobierno, estoy en contra de cualquier prensa adicta no sólo de este gobierno sino de cualquiera. A mi me gusta la prensa libre. Tengo uno de mis mejores amigos, que se llama Alejandro Petroff que está en otra cosa, pero sigo siendo amigo de él. Lo quiero mucho a Luis Alarcón, que trabaja ahí con vos, que te va a poder decir de mi calidad o no como persona. Nos conocemos hace más de quince años.

Entonces, si Walter González Cabañas sale a hacer, no sé con qué motivo, un operativo de prensa, él dice que porque es amigo de Solá, de uno de los pibes, sale a querer destruirme, después de 32 años en la justicia, yo soy fiscal General, pero hace 32 años estoy en la justicia. Que me acuse de apremios. ¿A vos te parece que yo voy a ir a apremiar a alguien en una comisaría? No se lo cree ni un estudiante de Derecho. Es una cosa insólita.

Te comento porque tuviste la gentileza de llamarme, porque el único diario que me dio con un caño como tapa…No hay tapas de que hay pendejos que no comen por lo de Shonko, por ejemplo. Eso es tapa, que los pibes que tienen que ir a la escuela, que las madres que mandaban a los pibes a la escuela para que morfen, no los puedan mandar, ¿viste?

-EL: O sea, la de la justicia al banquillo…

-Pero vos ten pensás que yo voy a entrar al banquillo… Aguardame (atiende otra llamada y vuelve enseguida) No sé, Jaime, cuando quieras vení acá y charlamos en off y te invito un café. Requerí información mía a Alejandro Petroff y Luis Alarcón que son tus colegas del diario. Después, por supuesto, pongan lo que quieran, total ya…qué se yo, yo no puedo manejar la prensa. Mi versión es ésa, estoy a disposición para escuchar. Ponete en mi lugar. El doctor González Cabañas dice 'fue un hurto'. No, fue un robo calificado, entrando a la casa del dueño del Ministerio Público, del Fiscal General, del jefe máximo de los fiscales. Si no es institucional eso, no sé cuál será institucional. Con ocho personas, tres prófugas y cinco detenidos. Según tengo entendido porque…

-EL: Claro, porque…

-CS: Acá, el doctor González Cabañas me acusa de presentar personalmente un escrito, y yo no presenté un solo escrito. Nada, los fiscales y los jueces hicieron lo que corresponde, mal o bien.

-EL: Bueno, muchas gracias.

-CS: Te espero cuando quieras.

Comentá la nota