Las góndolas de los supermercados vuelven a llenarse

En los últimos días, los súper locales evidenciaron falta de productos, como lácteos, gaseosas, de panificación, cortes de carne, huevos y pastas. En cada local la escasez se notó en artículos puntuales. Aseguran que la provisión empieza a normalizarse.
- Joven, ¿por qué hay varias góndolas con pocos productos?

_ Es que hay problemas con los proveedores y ya no tenemos stock en el depósito. Las ventas para las Fiestas nos han sobrepasado. Esperemos que pase en unos días.

El diálogo entre un cliente de unos 50 años y un repositor de la sucursal San Luis de Wal-Mart se dio en el día de la llegada de Reyes Magos mientras el empleado intentaba llenar los numerosos lugares vacíos de las góndolas donde se consigue el yogur, la leche y otra donde se exhiben las gaseosas. La situación que padecieron los clientes de esa cadena fue un denominador común en otros supermercados de la ciudad que acusaron el impacto de las compras compulsivas por las Fiestas de Fin de Año y atribuyeron inconvenientes en la reposición durante dos semanas “atípicas” por los feriados intermedios.

Por eso fue notoria la escasez de artículos de primera necesidad en los últimos días. Pero desde los súper aseguran que el aluvión de las ventas ya pasó, el abastecimiento retomó el carril de la normalidad y las góndolas poco a poco vuelven a llenarse.

“Fueron dos semanas donde se nos complicó porque contábamos con bastante mercadería, pero vivimos los 15 días de mayor actividad comercial del mes y eso ya es mucho decir”, reconoció el jefe de ventas de Carrefour, Pablo Danovsky. El local, que en la última década tuvo como nombres a “Casa Tía” y “Norte”, sufrió con la falta de “productos frescos”, especialmente de huevos y pastas porque todo lo que se ofrece al consumidor proviene de Buenos Aires.

“Este año fue particular porque se sucedieron dos feriados en días de semana y en medio de un pico de consumo”, agregó el directivo para terminar de contextualizar la situación que, asegura, ya superaron.

En Súper Vea la escasez repercutió en los cortes para asado y en los productos de panificación. “Tuvimos dos semanas en las que el jueves fue feriado y como los proveedores de panificados vienen los lunes y viernes, nunca nos pudieron proveer los viernes. Esto originó un quiebre, nosotros recibimos ayer -por el miércoles- y hoy -por ayer- otro refuerzo con lo cual nos están regularizando las entregas de Fargo, Laurenti y Veneciana, los tres proveedores más fuertes”, explicó el gerente, Néstor Martín.

Sobre lo que sucedió con la carne, Martín sintetizó que durante las Fiestas hubo un “cambio en el comportamiento de compra”. Es que el habitual predominio de los cortes de novillo por encima de los cortes de asado se revirtió para Navidad y Año Nuevo, a tal punto que provocó falta de stock en los cortes para asado, como vacío, costilla y matambre.

“Desde el martes de la semana pasada tuvimos problemas que se trasladaron a las góndolas, en productos puntuales que tienen mucha salida para las Fiestas, pero que ahora se han regularizado”, confirmó el gerente.

En Wal-Mart primero intentaron desmentir lo que cientos de clientes vieron desde el fin de semana cuando recorrieron las góndolas del supercenter de la ciudad. Aunque luego reconocieron desde Buenos Aires -en la sucursal de San Luis derivan las llamadas a la capital del país las llamadas al periodismo- los mismos inconvenientes que relataron en Súper Vea y Carrefour. “Fueron días muy atípicos en el mes de explosión de ventas que es diciembre. Por eso si hubo problemas con algunos productos seguro fueron situaciones puntuales, que no tardaron en acomodarse”.

Aiello, un oasis

La cadena de supermercados local, Aiello, es la única que no vivió la escasez de productos tras las fiestas de Fin de Año. Al menos, eso es lo que aseguró Aníbal Torres el nuevo nexo de la empresa con los medios. ¿Las razones? “Porque tenemos un centro de distribución propio, donde contamos con mucha mercadería acopiada en el depósito”.

Según Torres, la firma que posee ocho sucursales entre San Luis y Juana Koslay no tuvo ningún problema con el abastecimiento de productos y reiteró que a diferencia de la competencia, Aiello “depende de la mercadería de acá y de la que tiene guardada”.

Comentá la nota