En las góndolas, alimentos y bebidas subieron entre 2 y 4%

En la Ciudad de Buenos Aires los supermercados remarcaron 1,7% en promedio. Pescados, prohibidos.
El monitoreo de precios realizado por la Asociación Dirigentes de Empresa (ADE) en las góndolas virtuales de supermercados porteños, marplatenses y rosarinos, arrojó subas promedio de entre 2 y 4% en enero, según datos preliminares a los que accedió en exclusiva PERFIL.

Mientras en los supermercados porteños la suba de precios habría promediado 1,74% en el primer mes del año, en Mar del Plata habría alcanzado 3,95% y en Rosario 3,87%.

En la plaza porteña, según ADE, los aumentos más significativos de la segunda quincena de enero contra la anterior se observaron en pescadería (7,1%), perfumería (6,8%), bebidas (5,3%), carnicería (3,3%), lácteos (2,7%), mascotas (1,6%), panadería (1,2%) y verdulería (0,3%).

"La diferencia de dos puntos entre los aumentos registrados en la Ciudad de Buenos Aires y los observados en Mar del Plata y Rosario puede ser una consecuencia estacional debido a la temporada estival de vacaciones", consignó el informe de ADE.

El peligro de una inflación de 20% es que termine por enfriar el consumo.

"El consumo masivo volvió a encender luces amarillas", según el último informe del Banco Ciudad. Las ventas en supermercados crecieron 16% anual en diciembre, pero, restando la inflación, cayeron un 1%. Y, según el INDEC, la producción de alimentos y bebidas retrocedió 6% anual en diciembre. Para el Ciudad, "estos datos estarían reflejando el impacto de la aceleración de precios sobre los sectores sociales más vulnerables".

El frente externo –por la demanda de Brasil y la buena cosecha–, la política fiscal y la política monetaria –por la baja de las tasas y la expansión de la oferta monetaria–expandirán la demanda este año. "La gran incógnita será la inflación y su impacto en la actividad", concluyó el Ciudad.

Comentá la nota