Golpeado por la derrota, el FdeT garantizó "normalidad institucional"

La desazón de las huestes oficialistas fue materializada en la fugaz conferencia del gobernador Arturo Colombi que, sin responder a consultas de la prensa, reconoció el triunfo en el balotaje de su primo Ricardo. En la alianza gobernante ya se habla de "ultimar detalles" para el traspaso de mando.
El clima reinante anoche en Casa de Gobierno reunía todos los condimentos de una jornada electoral adversa, que anunciaba con grandes títulos la ventaja irremontable a favor de Ricardo Colombi. El desánimo de la derrotada tropa oficialista fue materializada en la fugaz conferencia del gobernador Arturo Colombi que, sin responder a consultas de la prensa, reconoció secamente el triunfo en el balotaje del frente Encuentro por Corrientes (ECO).

"A estas alturas de los escrutinios consideramos que la diferencia es irreversible y que hemos perdido", aseveró el titular del Ejecutivo local, al mismo tiempo que felicitó a los electores por su concurrencia a las urnas y por "la normalidad con que se desarrollaron los comicios".

Cuando el mandatario admitió el revés de la alianza gobernante ya se tenía un 46 por ciento de las mesas escrutadas con un 66 a 38 por ciento a favor de su contrincante.

En la cálida noche capitalina los referentes del Frente de Todos tuvieron como común denominador la congoja. "La mayoría esperaba este resultado, aunque íntimamente teníamos una pequeña esperanza de que las cosas se podían dar vuelta. Dentro del Frente de Todos la autocrítica llegó tarde y cuando nos dimos cuenta lo teníamos a Ricardo (Colombi) pisándonos la cabeza", expresó a EL LIBERTADOR un reconocido dirigente.

Tras una rápida reunión con ministros y legisladores, las huestes oficialistas hicieron los primeros balances. "El trabajo en la Capital se hizo a conciencia, lamentablemente los hechos demuestran que la gente no se volcó a nuestro proyecto, estas son las reglas de la democracia y lo vamos respetar. Luego del 13 de septiembre intentamos modificar la campaña estratégicamente, pero creo que en pocas semanas no se pueden hacer milagros", expresó el reelecto concejal Claudio Polich.

OTRA CARA

El alicaído ambiente en la sede gubernamental se contraponía con las bombas de estruendo y la música a todo volumen a pocas cuadras de allí, en la sede del partido radical que ECO utilizó como bunker.

El corolario fue la caravana que los ricardistas emprendieron frente al edificio gubernativo en la medianoche. Allí la fórmula electa paso victoriosa, rodeada de toda la parafernalia partidaria.

Con cánticos dedicados al Gobierno, los militantes de ECO gritaron en las puertas del poder político correntino que "Ricardo vuelve". Sólo hallaron como respuesta el silencio de un edificio con puertas cerradas y luces apagadas.

"Cada uno desde su área, desde su competencia, intentó que esta administración prevaleciera en los comicios. Evidentemente no nos alcanzó y eso está a la vista, tal vez deberíamos haber utilizado otro mensaje, otro canal de comunicación. Ahora sólo queda seguir con la tarea hasta la finalización del mandato", aseveró la subsecretaria de Trabajo, Laura Vischi.

Por su parte el diputado nacional José María Roldán lamentó que el frente gobernante no haya podido reencausar un caudal electoral que lo mostró victorioso en otras contiendas". Enfrentamos esta segunda vuelta con la fuerza que siempre nos caracterizó. Morimos peleando de pie y eso es valorable, felicito a los vencedores por el logro y apostamos a que todos dejemos de lado las diferencias y empecemos a trabajar juntos", señaló el ex secretario general de la Gobernación que además ponderó el anuncio de la normalización institucional del radicalismo correntino.

Conceptos lapidarios también tuvo Rodolfo Fernández, intendente de Gobernador Virasoro, quien expresó que "la gente está harta y el modelo radical se está agotando. Tenemos que hacer una autocrítica. La pelea de los dos frentes radicales terminó de hartar a la gente y hasta a los propios radicales. Esta pelea está agotando al radicalismo. La gente quiere que le solucione sus problemas y si no podemos, que no les prometa nada. Los radicales por un lado están hartos de todas las disputas. Está agotado el sistema radical. Los dos frentes están agotados".

CAMINO A

DICIEMBRE

El camino de la transición fue uno de los ítems abordados durante la víspera entre las huestes ofiacialistas. "La transición deberá ser como en todo proceso electoral maduro: será con absoluta normalidad. Esto es lo que eligió la gente y ahora Ricardo Colombi y Pedro Braillard Poccard deberán administrar los destinos de los correntinos. Creemos que la gente eligió y eso debe respetarse", dijo Eric Martínez, postulante a la vicegobernación y actual subsecretario de Finanzas quien estimó que "no hubo errores graves que determinen éstos resultados. Esto eligió la gente y lo respetamos".

Comentá la nota