Golpe judicial contra la fusión Cablevisión-Multicanal

El Grupo Clarín recibió un duro revés judicial en la pelea con el Gobierno por la fusión del cable. La Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo validó la resolución del Comfer que obliga a Cablevisión a desprenderse de una parte importante de sus licencias.
Aquella medida, firmada en septiembre por Gabriel Mariotto, fue un síntoma de la guerra declarada por la ley de medios. A pesar de que el multimedio había conseguido que un juez de primera instancia suspendiera la decisión del Comfer, ahora la Cámara la dejó firme.

El fallo alcanza también a una resolución de la Comisión Nacional de Defensa a la Competencia (CNDC) que el mes pasado ordenó una auditoría completa para verificar si la empresa había cumplido con las condiciones impuestas en el momento de aprobar la unificación de Cablevisión y Multicanal. En diciembre de 2007, Néstor Kirchner estaba a punto de dejar la Presidencia y, en sintonía con el Grupo Clarín, le concedió su deseo. Ahora, con el cambio de humor, la CNDC ordenó un seguimiento detallado de la ejecución de aquella resolución.

El multimedio solicitó una medida cautelar pidiendo la suspensión de las dos resoluciones. En primera instancia le dieron la razón, pero el viernes los camaristas Jorge Esteban Argento y Carlos Manuel Grecco consideraron que tanto la CNDC como el Comfer son organismos habilitados para aplicar la ley de defensa de la competencia y la ley de radiodifusión respectivamente. El tercer juez de la sala, Sergio Fernández, se excusó porque había intervenido en este expediente cuando era magistrado en primera instancia.

Ayer, fuentes de Cablevisión dijeron a Crítica de la Argentina que todavía no estaban notificados del fallo pero que en cualquier caso sostienen que "la fusión está aprobada y firme" y anticiparon que seguirán "accionado".

¿Cuál es el argumento del Comfer para oponerse a la fusión? Según el documento firmado el 3 de septiembre, la unificación de las dos compañías de cable generó superposición de licencias en una sola localidad, algo que estaba prohibido por la ley 22.285 que regula la radiodifusión hasta que se reglamente la nueva norma. Consciente de este criterio, el Grupo presentó el año pasado un esquema de desprendimiento de licencias. Sin embargo, la resolución del Comfer consigna que aún así continúan violando la ley y por esa razón obligan a desprenderse de parte del negocio del cable. El documento apuntaba "al freno de prácticas monopólicas y la prohibición a maniobras de simulación o fraude con la titularidad de las licencias". Contra esta decisión el Grupo Clarín fue a la Justicia y, a pesar de que había ganado el primer round, esta batalla ahora parece perdida.

Comentá la nota