Golpe a las expensas después del 28.

El aumento de bolsillo será de 20% para 110 mil porteros de todo el país. El Ministerio de Trabajo evitó homologar hasta ahora el convenio para dilatar el impacto en el presupuesto de los propietarios e inquilinos. En enero y febrero de 2010 habrá otra suba.
Las expensas subirán 11% hasta fin de año por el aumento salarial acordado para los encargados de edificios. El incremento de sueldos fue pactado por el sindicato de porteros (Suterh) y dos cámaras de administradores, pero está pendiente de homologación por un recurso presentado por otra entidad patronal. Sin embargo, se da por hecho que a más tardar después de las elecciones comenzará a regir la suba de ingresos en forma retroactiva a mayo. El aumento de bolsillo será de 20% para 110 mil encargados de todo el país.

El acuerdo tendrá un impacto de 27,5% en los costos de los consorcios, que a su vez representará el 11% en el valor de las expensas. El Ministerio de Trabajo evitó homologar hasta ahora el convenio para dilatar el impacto en los bolsillos de propietarios e inquilinos en las semanas previas a las elecciones legislativas.

El presidente de la Cámara Argentina de la Propiedad Horizontal y Actividades Inmobiliarias (Caphai), Horacio Bielli, le dijo a Crítica de la Argentina que la suba fue pactada entre el sindicato y las otras dos entidades patronales del sector: la Asociación Inmobiliaria de Edificios de Renta y Horizontal (AIERH) y la Unión Administradores de Inmuebles (UADI). Bielli explicó que su cámara impugnó el acuerdo, pero reconoció que la aprobación de las otras dos signatarias del convenio terminará por validarlo.

"El sindicato nos trajo un acuerdo cerrado sin discutir con nosotros. Planteamos un recurso que está pendiente de resolución en Trabajo. Si se aprueba por el voto favorable de las otras dos cámaras, representará una suba de 11% en las expensas, a la que habrá que sumarles los aumentos del gas, la luz y el resto de los servicios", razonó el directivo.

El convenio pendiente de homologación consiste en un aumento escalonado en cuatro partes: tres cuotas de $100 en mayo, julio y agosto, y una de $80 en septiembre. Una vez efectuados los descuentos para la seguridad social, de los $ 380 les quedarán a los encargados $300 de bolsillo al final del proceso. La suma equivale al 20% de los salarios promedio en la actividad.

Además, se contempla el pago de una suma fija no remunerativa de $ 480 en dos cuotas de $ 240 en enero y febrero de 2010. El convenio dejará de regir en abril próximo. Si se toman en cuenta los pagos del año que viene, el incremento de costos total para el período de vigencia del convenio supera el 30%, agregó Bielli.

Los sueldos de los encargados representan en promedio el 40% del total de los costos de los consorcios. Al pagarse los salarios a mes vencido, los aumentos tendrán incidencia en las expensas de junio, agosto, septiembre y octubre.

De este modo, el Gobierno se garantizará que hasta después de las elecciones no habrá –al menos por el rubro salarial– un impacto sobre las expensas que pagan 10 millones de consorcistas e inquilinos de todo el país. Esa evaluación explica la demora de la cartera laboral en resolver la impugnación presentada por Caphai.

Comentá la nota